Durmiendo dentro de una botella

Bea Costa
bea Costa MEIS / LA VOZ

MEIS

Emilio J. Cerviño

El artilugio se concibió como un barco para promocionar el Xacobeo 99 y acabó abandonado en tierra. La «agro chic house» de Fofán la recuperó como alojamiento

06 jun 2017 . Actualizado a las 18:53 h.

Casas rurales y alojamientos singulares hay muchos, pero ninguno ofrece la posibilidad de dormir dentro de una botella gigante. «Hay una en China, pero no la usan como habitación», según explica Mónica Novas. Esta empresaria ha llevado a Armenteira (Meis) un nuevo concepto de turismo rural. A su negocio de hostelería lo ha dado en llamar «agro chic house» y en él marida naturaleza y ecologismo con estilo e innovación. En su casa ya se podía dormir en un piorno y se desayunan frutas recién cogidas del árbol y mermeladas y pan de calabaza hechos por la propia Mónica Novas. Ahora, además, es posible pasar la noche en un espacio único: una botella gigante en la que no falta detalle.

El artilugio fue concebido como barco para promocionar la ruta jacobea por el río Ulla en el Xacobeo 99, pero aquella excentricidad tuvo muy poco recorrido y la botella acabó encallada al lado de la depuradora de agua potable de la Mancomunidade do Salnés, en Tremoedo (Vilanova). Pasaron los años y nadie se hacía cargo de ella porque solo su traslado representaba un gran esfuerzo y un gasto importante, pero Mónica Novas asumió el reto y hace siete meses decidió convertirla en la sexta habitación de su casa de aldea y en sala de catas y eventos.

OSCAR VíFER

Encontrar a una empresa que llevase esta mole de siete toneladas hasta Armenteira no fue fácil pero, tras varios intentos, Grúas Rubio consiguió plantarla en la finca de Fofán. Era solo el principio.