Concentrados en el libre marisqueo

Rañeir@s Ría de Arousa considera necesario contratar seis vigilantes para controlar los bancos y un biólogo para coordinar la regeneración y organizar la producción


vilagarcía / la voz

La cuenta atrás ha comenzado. En cuestión de días, las cofradías arousanas deberán presentar ante la Xunta sus propuestas para gestionar las zonas de libre marisqueo de la ría. El pasado martes, en una reunión mantenida por los biólogos de todos los pósitos arousanos, quedó de manifiesto que, pese a las aspiraciones de unidad de acción de la asociación Rañeir@s Ría de Arousa, serán varios los planes que se presenten al juicio de la Consellería do Mar. Uno de ellos, el elaborado por ese colectivo, que aglutina a seis cofradías y a una amplia mayoría de la flota del raño. Y, como él, el de otros pósitos de Arousa, que hacen sus propias apuestas productivas y presentan planes con radios de acción más cortos, referidos a las zonas de trabajo más próximas a sus concesiones. Deberá ser la Xunta quien, después de analizar toda la documentación y todas las propuestas, haga una elección y determine cómo se gestionará, a partir del 1 de enero, la campaña de libre marisqueo.

En todo caso, en la reunión del martes no solo se pusieron sobre la mesa diferencias de criterio sobre cómo gestionar las zonas de trabajo común de la ría. En el encuentro también se pusieron de manifiesto la existencia de puntos de encuentro. Como la necesidad de reforzar la vigilancia de esos bancos marisqueros, y de hacerlo durante todo el año, no solo durante los meses de campaña. Para ello Rañeir@s Ría de Arousa considera preciso contar con al menos seis gardapescas que protejan permanentemente dichas zonas de la acción de los furtivos, que hasta ahora han actuado con considerable libertad de movimientos en todos esos espacios. La función de esos profesionales se verían reforzada con los vigilantes de las cofradías.

También se considera necesaria la creación de una figura técnica que se encargue de diseñar, controlar y coordinar todos los trabajos de regeneración y explotación de las distintas zonas. Y es que tanto en O Bohído, sometido en los últimos años a una presión insoportable, como en Os Lombos y en las demás zonas son necesarios trabajos urgentes de puesta a punto productiva. En algunos casos habrá que hacer siembras de marisco. En otros, arados y mejoras del sustrato para facilitar la recuperación de diversas áreas.

Desde la Asociación de Rañeir@s Ría de Arousa consideran esos dos elementos como pilares fundamentales de la gestión futura del libre marisqueo, por eso las cofradías integradas en este colectivo -Vilanova, Cambados, A Illa, O Grove, Rianxo y A Pobra- han solicitado ya ayudas a la Consellería do Mar, con cargo a los fondos FEMP, para afrontar todos los gastos a los que deberán hacer frente y que están valorados en más de medio millón de euros. De ese total, otra parte saldrá de las aportaciones en lonja que realizan los mariscadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Concentrados en el libre marisqueo