La huella del sol plasmada en imagen

La técnica de la solarigrafía llega a A Illa para captar el recorrido del sol en el entorno marítimo de la zona

El fotógrafo Otto Roca nos explica como funciona una cámara estenopeica El fotógrafo Otto Roca nos explica como funciona una cámara estenopeica

A Illa de arousa / La voz

La fotografía está extendida en nuestra sociedad como una técnica instantánea para captar la realidad que nos rodea a través de un dispositivo tecnológico, ya sea una cámara digital o un móvil. Sin embargo, existe la posibilidad de plasmar una imagen prolongada en el tiempo empleando un dispositivo analógico, y en A Illa de Arousa son bien conscientes de ello. Esto es posible gracias al concepto de solarigrafía, una técnica fotográfica a través de la cual se pueden plasmar los movimientos del sol sobre un determinado entorno geográfico. Uno de sus creadores, Diego López Calvín se desplazó hasta A Illa para desarrollar un taller fotográfico que, a través de este método, pretende captar la incidencia del sol en el entorno marítimo y pesquero.

Hace más de tres meses realizaron la instalación de cámaras estenopeicas (latas forradas de negro con un material fotosensible en su interior) en las rocas de las bateas. Ayer, tras un largo período de exposición solar, las cámaras fueron recogidas, el papel fotosensible extraído y digitalizado a través de un escáner de opacos. El resultado es una imagen única en la que se aprecia el recorrido del sol, reflejando las condiciones geográficas y climatológicas de la zona.

Fotografía ecológica

«Podemos decir que somos unos punkis de la fotografía porque nos alejamos del sistema convencional que emplea todo tipo de tintes y tóxicos que causan un impacto negativo en el medio ambiente» asegura Calvín. Y es que esta técnica no requiere el uso de un dispositivo digital ni el proceso de revelado. La creación de una cámara estenopeica es un proceso artesanal y accesible a todo el mundo, una especie de regreso a la fotografía más primitiva.

Desde una lata de conservas hasta la cáscara de un mejillón. Cualquier material reciclado, forrado de negro y con una pequeña abertura en la parte frontal, puede ser apto para crear una cámara propia. Además, estos dispositivos son adheridos a la naturaleza a través de recursos ecológicos, como la resina que se extrae de los árboles.

Un genio soriano

El concepto de solarigrafía fue acuñado por el fotógrafo español Diego López Calvín entre 1999-2000. Su inquietud por registrar los movimientos solares lo llevó a contactar con sus colegas polacos Slawomir Decyk y Pawel Kula, con quienes sentó las bases de esta increíble técnica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La huella del sol plasmada en imagen