El Asmubal Meaño se reestrena en la División de Honor Plata colíder

Las de Luis Montes derrotan con contundencia al Siero asturiano


vilagarcía / la voz

El Asmubal Meaño materializó en la tarde del sábado su regreso a la División de Honor Plata Femenina tres años después de cerrar su efímera primera experiencia en la temporada 2017/18. Una vuelta celebrada a lo grande. Con el equipo ahora dirigido por Luis Montes completando la primera jornada de Liga colíder tras derrotar con contundencia al Siero Deportivo Balonmano en el Pabellón Coirón Dena: 33-26.

Cierto es que la plantilla asturiana dispuso de menos tiempo para aclimatarse a la pista meañesa, tras proceder prácticamente con el tiempo justo y en su propio autobús a la obligada ronda de test serológicos, que las integrantes del equipo anfitrión ya habían superado la semana anterior. El Asmubal entró mejor en el partido, fijando pronto un colchón de tres goles de diferencia que le dieron la confianza para ir creciendo en su juego y romper el choque en los diez minutos que antecedieron al descanso. A él se llegó con 18-10 en el electrónico tras un parcial de 7-2 de las meañesas.

El Asmubal demostró en el primer acto una más que notable efectividad en la ejecución de los automatismos de su juego. Sobre todo, en la defensa. Con Vanesa Domínguez y la brasileña Cárol Fajardo, primera balonmanista extranjera en la historia del club, excelsas en el centro del 6-0 ordenado por Luis Montes. Su trabajo, sumado a la gran actuación de Lorena Ligero bajo palos, permitió al Asmubal correr la cancha y atacar con mucha fluidez.

La tónica del encuentro no varió en el primer cuarto de hora tras el receso. Muy al contrario, las locales amenazaron con una goleada para el recuerdo con una máxima diferencia de 12 goles. Pero llegados a este punto, sin nada ya que perder, desde el banquillo del Siero se abandonó la alternancia del 6-0 y 5-1 para jugársela al todo o nada con una defensa abierta en 3-3. Y la apuesta descolocó a las de Luis Montes, que vieron al rival ponerse 5 abajo y balón para atacar a falta de seis minutos para el final.

El técnico del Asmubal espabiló a sus pupilas en un tiempo muerto, y con un par de goles el conjunto meañés amarró el primer triunfo en su regreso a Plata.

?FICHA DEL PARTIDO:

ASMUBAL MEAÑO (33): Lorena Ligero, Laura Rivas, Sabela Miniño (5), Lorena Barreiro (5), Victoria Domínguez (2), Laura Miniño (9) y Cárol Ferreira (3) -septeto titular-; Ariana Vázquez, Julieta Sofía, Andrea Cores (1), Lara Castro (1), Anabel Otero (5), Sara Estévez, Vanesa Domínguez, Samar Rodríguez, Andrea Barreiro (2)

SIERO (26): Estefanía Ruiz, Julia Baizán (8), Cristina Pevida (5), Laura Suárez (2), Alba Alonso (7), Clara Álvarez (2) y Lucía Parajón (2) -septeto titular-; Laura Gutiérrez, Vera Loredo, Raquel García, Paula Solís, María Alonso y Mara Van Leeuwen 

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-1, 7-4, 9-6, 11-8, 15-9, 18-10 (marcador al descanso); 21-11, 24-14, 25-16, 27-19, 28-22 y 33-26 (resultado final).

ÁRBITROS Y EXCLUSIONES: Alberto Fernández y Silvia Vázquez. Castigaron con 2 minutos a las jugadoras locales Ariana Vázquez, Victoria Domínguez y por dos veces a Laura Miniño; y a las visitantes Alba Alonso, Cristina Pevida y Vera Loredo.

La Liga comienza con polémica

La Liga de D.H.P. Femenina cerró su primer fin de semana con solo tres partidos disputados: B.S. Tenerife 28-26 Porriño, SAR 21-30 Oviedo B.F. y el Asmubal 33-26 Siero. El Gijón-CLEBA se suspendió por varios positivos por covid-19 en este último equipo, el Lavadores se negó a viajar a la cancha del Lanzarote, y tampoco se jugaron el Valladolid-Palencia ni el Avia-Carballal.

Solo 150 aficionados pudieron seguir el partido, bajo estricto control frente al covid-19

«Ao principio foi moi estraño todo». Y no solo por llevar más de medio año sin jugar un partido. El técnico del Asmubal, Luis Montes, comenta la dificultad tanto para sus jugadoras como para él mismo de centrarse en este primer partido ante la novedad de toda la liturgia que en estos tiempos de covid-19 acompaña al deporte: «Tivemos que recordarlles ás xogadoras cuestións como que non se lles pode dar a man ás rivais».

Eso en la pista. En el acceso y la grada de Coirón la directiva en pleno del Asmubal se afanó en aplicar a rajatabla el protocolo anti covid-19 de la Real Federación Española de Balonmano. Con un directivo controlando la temperatura de los 150 aficionados a los que se limitó el aforo, otro aplicando hidroalcohol, otro apuntando los números de teléfono de los asistentes y un compañero ejerciendo de acomodador y encargado de controlar que se respetase la distancia de seguridad en la grada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Asmubal Meaño se reestrena en la División de Honor Plata colíder