¿Por qué el mejillón gallego se cae de las bateas?

Los desprendimientos masivos del bivalvo preocupan a los bateeiros, que han vivido un año cargado de dificultades en el proceso de cultivo de este sabroso marisco


vilagarcía / la voz

Las conserveras y los cocederos de mariscos están trabajando a pleno rendimiento. Ha comenzado la campaña del mejillón, y las empresas están reponiendo los estocajes tras un año en el que se ha vendido hasta la última lata. Es temporada alta en el mundo de las bateas. Un mundo al que este año parecen habérsele complicado, y bastante, las cosas. En estos momentos, los titulares de estas explotaciones observan con preocupación la falta de adherencia del mejillón a las cuerdas, una circunstancia que se traduce en importantes desplomes. «A pouco que se lles toque, caen», asegura Fernando García, el presidente de la asociación Illa de Arousa. Y en términos muy semejantes se expresa Ricardo Herbón, presidente de Opmega. «O mexillón afrouxa sen pedirlle permiso a ninguén», dice el portavoz de la principal organización de productores.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

¿Por qué el mejillón gallego se cae de las bateas?