La tareas de Alberto Varela para el 2020

El gobierno local afronta un año decisivo para cumplir su programa electoral


vilagarcía / la voz

El primer semestre del segundo mandato de Alberto Varela al frente de la alcaldía de Vilagarcía ha transcurrido con muchísima más tranquilidad que el de cuatro años atrás. Tras la lógica relajación después de haber conseguido una victoria incontestable en las urnas, se abre un año crucial para los socialistas, que deben arrancar de nuevo una maquinaria que parece haber ralentizado para poder cumplir con algunos de los puntos del programa electoral que les llevó a ganar las últimas elecciones. Estas son algunas de las tareas pendientes que tiene que afrontar el gobierno local en este 2020.

El contrato del servicio de limpieza

Es, probablemente, el asunto que más quebraderos de cabeza está dando al equipo de Alberto Varela. El contrato de la concesión del servicio de limpieza es el más importante de los que dependen de las arcas municipales y su proceso de licitación, una historia interminable. Su concesión concluyó en febrero de 2015 y se prorrogó hasta 2018. En marzo del 2016 el gobierno contaba con tenerlo listo para el 2017, pero no. Y en septiembre del 2019 se apuntaba a finales de año, pero tampoco de momento. Es probablemente una de las tareas más urgentes a realizar y no debería dilatarse mucho más.

La reordenación viaria de O Piñeiriño

Hace ya muchos meses que Ravella anunció la primera fase de las obras que pretende acometer en el barrio de O Piñeiriño y en Fontecarmoa. De hecho, adjudicó en agosto la redacción del proyecto para la segunda fase, que afectará a la rúa Camilo José Cela y reordenará por completo el barrio, sin que hayan comenzado los trabajos de la primera. Esa cambio en el populoso barrio vilagarciano fue uno de los proyectos estrella en el programa electoral de las pasadas elecciones. 

Las ciclovías y el vaibike

En diciembre del 2017, Ravella anunció la creación de las ciclovías de Vilagarcía, en una apuesta más del gobierno de Alberto Varela por reforzar su modelo de ciudad. Año y medio más tarde, en junio del año 2019, el Concello solicitó una subvención de algo más de un millón de euros al Ministerio de Transición Ecológica para poder sacar adelante el proyecto que diseñó el estudio vigués Jam 2 Arquitectos. El Vaibike!, otra apuesta del gobierno local por el uso de las bicicletas como medio habitual de transporte, es obvio que necesita una vuelta de tuerca puesto que su funcionamiento dista mucho que desear.

La Casa Jaureguizar y el Liceo Casino

El patrimonio municipal ha experimentado en los últimos años la adquisición de dos inmuebles muy significativos, a las que ahora tocará darle uso. Fue en noviembre del año 2018 cuando el alcalde Alberto Varela pactó con el Plan Nacional sobre Drogas la compra de la Casa Jaureguizar y en febrero del pasado año cuando se ejecutó la cesión. El objetivo del Concello es dar a la propiedad un uso social vinculado a las personas mayores, pero de momento no se han producido más noticias al respecto ni han comenzado los trabajos en una infraestructura que no está en su mejor estado y que necesita una profunda rehabilitación. El otro local emblemático con el que se ha hecho Ravella es la sede del Liceo Casino de Vilagarcía. Un local del que todavía no está claro, o al menos no se ha explicitado públicamente, cuál será su uso, y que tiene un grave problema a resolver: la accesibilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La tareas de Alberto Varela para el 2020