Ni un minuto de silencio contra el machismo

Una cascada de actos tiñó de negro O Salnés en la jornada contra la violencia de género


vilagarcía / la voz

El contador volvió a ponerse en marcha a las cuatro de la madrugada de este lunes. A esa hora, en Tenerife, una joven de 26 años era asesinada por su pareja. La mujer número 52 -según las cuentas oficiales- que ha sido asesinada este año por el machismo en España se llamaba Sara. El crimen marcó el amanecer de un 25 de noviembre en el que toda la comarca de O Salnés se vestía de negro para exigir, una vez más, que se tomen medidas que permitan apagar el macabro contador en el que parece haberse convertido la violencia machista. Los actos convocados aquí y allá -manifiestos, concentraciones, actividades escolares...- se transformaron, también, en un homenaje a Sara. Por ella se guardó un minuto de respetuoso silencio al rematar la lectura del manifiesto que cada año redacta el CIM con motivo del 25N, y al que este año dio lectura Ángeles Conde. Ella puso voz a la demanda de una «implicación maioritaria de mulleres e homes» para acabar con las violencias machistas. Un terreno en el que «a equidistancia supón irresponsabilidade e complicidade. As voces que tratan de negar a existencia da violencia de xénero, o que fan é perpetuala afastándonos da solución». ¿Oído?.

Pero además de los actos oficiales celebrados en numerosas localidades, fue este un día de activismo feminista en los colegios y centros de estudio. En Vilaxoán, la comunidad educativa construyó un pequeño monumento en recuerdo a las víctimas, utilizando carátulas vacías de deuvedés. El auditorio de Vilagarcía se llenó de rapazada dispuesta a cantar contra la violencia machista, y en el instituto Ramón Cabanillas guardaron un multitudinario minuto de silencio por las víctimas. En Valga, un municipio que este año ha sentido en sus entrañas el dolor que es capaz de provocar el machismo asesino, también hubo un multitudinario acto institucional.

Al caer la noche, las protestas siguieron. En Cambados, el colectivo Abrazar á Naiciña presentó un vídeo sobre la violencia machista dirigido por Ariadna Cordal. A las siete y media se inició una manifestación por la villa del Albariño, con paraguas y silbatos. Porque contra la violencia machista no cabe «nin un minuto de silencio». En Vilagarcía, O soño de Lilith hizo sonar sus tambores. Porque, es verdad, el silencio no es un buen aliado en la lucha contra la violencia contra las mujeres. Nunca lo ha sido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ni un minuto de silencio contra el machismo