La alcaldesa de Meis tratará de impedir la fiesta del churrasco en «topless» de un club de alterne

Su propietario de siempre arrastra dos condenas por prostitución y por no haber dado de alta a nueve de sus empleadas en la Seguridad Social


Vilagarcía / La Voz

El Montparnasse es un club bien conocido en las Rías Baixas. Por su actividad, centrada en el negocio del sexo de pago, y por el currículo que ha ido acumulando su propietario de siempre, Carlos V. S., sobre quien pesan sendas condenas por no haber dado de alta en la Seguridad Social a nueve trabajadoras de alterne y por trata de personas en concurso ideal con delito de prostitución coactiva.

Desde mañana, el prostíbulo, ubicado en la célebre recta de A Goulla, en Meis, a medio camino de Vilagarcía y Pontevedra, tendrá un motivo más para echar cohetes: una zona chill-out que el Montparnasse inaugurará con un gancho en el que los apetitos se confunden hasta alumbrar una combinación no apta para todos los estómagos: camareras con el pecho descubierto y churrasco gratis para la clientela, sin excepción, aderezado todo ello con un espectáculo de estriptís y la concurrencia del inevitable dj. La cuña con la que se publicita se ha convertido ya en un pequeño hit veraniego en Arousa, a costa de situar la conciencia colectiva en algún lugar entre la entrepierna y los intestinos.

Para Mónica Novás, sexóloga y responsable del Centro de información á muller de O Salnés, la ocurrencia constituye el enésimo ejemplo de «utilización de la mujer como un cebo, algo que a estas alturas de la película debería estar muy superado». Más allá del caso particular, opina Novás, este asunto debería mover a la reflexión sobre la situación de la prostitución y la trata de personas en Galicia: «El de A Goulla es un local público, pero los pisos proliferan sin que sepamos en qué condiciones viven las personas que se prostituyen; es un problema al que nadie mete mano y deberíamos evaluar».

La primera en hacerlo ha sido la alcaldesa de Meis, la socialista Marta Giráldez, que acaba de anunciar que tratará de impedir «ata o último segundo» una fiesta ante la que confiesa sentirse avergonzada. «Non contan con permiso municipal para facer algo así, e dende logo faremos canto estea na nosa man para que mañá isto non se leve a cabo, recorrendo mesmo ás forzas de seguridade se fose necesario».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La alcaldesa de Meis tratará de impedir la fiesta del churrasco en «topless» de un club de alterne