«Las obras artísticas guardadas en los almacenes tienen muy poca utilidad»


Pontevedra / la voz

Miguel Falomir, director del Museo del Prado, no lo dudó al calificar Retrato de un médico como «uno de los mejores retratos del Greco».

-¿Qué supone esta pintura en la trayectoria del Greco?

-Significa una demostración de cómo un pintor que no es español, que se había formado en Italia, concretamente en Venecia, llega a España y asimila la esencia de lo que era el país en la segunda mitad del siglo XVI. Técnicamente es un cuadro muy veneciano, muy deudor de los modelos de los modelos de Tiziano y, sobre todo, de Tintoretto, pero, sin embargo, tiene ese aire la España de Felipe II.

-En el Museo de Pontevedra hay 76 obras cedidas por El Prado, ¿que destacaría de esta política de, por así decirlo, cesiones?

-Esto está muy ligado a la figura de Sánchez Cantón, que fue director del Museo del Prado y que hizo patria trayendo las obras. Pero, por otro lado, forma parte de un compromiso que El Prado tiene desde el siglo XIX de ir depositando obras en distintas instituciones por toda la geografía española. Las obras cuando realmente se aprecian es cuando están expuestas. Guardadas en los almacenes tienen muy poca utilidad.

-Doscientos años, se dice pronto...

-Se dice pronto, sí, y para una institución cultural es todavía más meritorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Las obras artísticas guardadas en los almacenes tienen muy poca utilidad»