Azucena Martí: «Esto es un ejemplo para toda España»

La delegada del Plan Nacional sobre Drogas visita Vista Real, un símbolo de la lucha contra el narcotráfico


Vilanova / la voz

El pazo de Vista Real conserva aún cierta esencia de la familia Charlín en forma de escudo heráldico. Cuelga sobre la escalera que el clan levantó en el lateral izquierdo de la vivienda sin permiso de Patrimonio. Una especie de huella borrosa completamente eclipsada por el catálogo de usos sociales que dan vida a la vivienda y el solar. «Imagina que hasta hubo una biblioteca con libros valiosos y antiguos que fueron quemados... Hoy, por suerte, tenemos planes de empleo, se está rehabilitando la capilla y la vivienda principal, además de restaurada, tiene vocación emprendedora». Lo explica Elena Suárez, responsable del aula y vivero de empresas que ocupa ahora las estancias abiertas y luminosas del pazo. «Formamos y creamos, eso, antes, era impensable. Por suerte, ya pasamos página», razona minutos antes de que la delegada del Plan Nacional sobre Drogas, Azucena Martí, visite la propiedad -previamente conoció el pazo Baión- de la mano de la Fundación Galega contra o Narcotráfico y acompañada de otros cargos públicos y mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Saludos, abrazos y algún beso. Todo eran buenas palabras y sonrisas al iniciar la visita a este pazo del siglo XVIII. Motivos sobraban, el gran icono inmobiliario de la familia Charlín es ahora un ejemplo de optimismo, salud y prosperidad. «En Baión y Vista Real puede verse como todo ese esfuerzo ha supuesto la rehabilitación y devolución del patrimonio a la sociedad para uso cultural, social o económico impulsando el pequeño empresariado», detalló Azucena Martí antes de añadir: «Galicia es un ejemplo para toda España y para el mundo del empoderamiento de la sociedad civil, la sociedad civil que se enfrentó a toda la delincuencia que había entonces asociada a las amenazas, a la presión, y que hizo también que las conciencias de los políticos y los recursos de la política se pusieran también al servicio de esa manifestación social».

Fruto de esos recursos, y sin salir de Vista Real, se está rehabilitando la capilla del pazo. El techo, ya pintado de azul celeste, ocupó la primera fase de un proyecto que sigue en marcha. Martí puso en valor el trabajo en el conjunto del pazo a la vez que incidía en recordar los logros alcanzados hace años para: «Aquella problemática estaba mermaba la salud y las vidas de la población y del pueblo de Galicia, y que con todos los recursos que había públicos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, judiciales, judicatura, la Fiscalía, policía y todo lo que eran ayuntamientos o comunidades autónomas, se pusieran al unísono del trabajo de combatir y ganar».

Otro testimonio importante, por el valor que implica haber vivido de cerca la lucha contra el narcotráfico desde los ochenta, es de Maica Larriba, subdelegada del Gobierno, que recordó el empeño y arrojo que fue necesario en aquello años para decir a los narcos que Arousa no era Sicilia ni Colombia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Azucena Martí: «Esto es un ejemplo para toda España»