El partido para huir de un fantasma

El Arousa recibe al Silva con la obligación de ganar para evitar problemas


vilagarcía / la voz

A veces es bueno echar la vista atrás para entender que lo más inesperado puede llegar a suceder. Sucedió, por ejemplo, hace un par de décadas, en la campaña 1999-00. Aquel ejercicio lo emprendió el Arousa con ínfulas de conseguir jugar el play off de ascenso y lo acabó de una manera esperpéntica, con el equipo en Preferente y con una lamentable sucesión de espectáculos en el que la última aparición de Manolo Petaca, que era el entrenador y tuvo que ser sacado de A Lomba por la policía, fue uno de los más sonados.

Afortunadamente, la situación parece mucho más tranquila ahora en A Lomba, pero la temporada también es extraña, porque hay un juicio pendiente y el presidente ya expresó a mediados de esta semana en las páginas de La Voz su intención de abandonar el cargo si aparece alguien dispuesto a darle el relevo. Por ello, cuanto antes se destierren los fantasmas que acostumbran a aparecer cuando los carnavales se acercan pues mucho mejor.

Y en esas está el Arousa, que ha perdido el autobús que conduce a la fase del ascenso -mucho antes que aquel equipo que echó a su primer entrenador cuando solo estaba a cuatro puntos de la cuarta posición- y ahora debe centrarse en conseguir escapar de los problemas cuanto antes. También lo advirtió el presidente hace un par de semanas, cuando expresó su deseo de que los vilagarcianos aseguren cuanto antes la permanencia en la categoría.

La primera oportunidad para escapar de los problemas se les presenta a los vilagarcianos en el encuentro que jugarán esta tarde (A Lomba, 17.00) contra el Silva, que es uno de los equipos que ha pasado de ser víctima propiciatoria en la temporada arlequinada a convertirse en rival directo para asegurar la permanencia en la categoría.

El problema para el Arousa es que el Silva, que perdió seis de sus siete primeros encuentros del campeonato -entre ellos el de la primera vuelta contra los de Rafa Sáez (0-3)- tiene ya solo un punto menos que el conjunto arlequinado y su racha de cinco victorias en las seis últimas jornadas contrasta con la del equipo vilagarciano, que perdió sus tres últimos partidos.

Dos mes de sequía en casa

No está para echar cohetes el Arousa, que tiene la enfermería saturada desde hace varias jornadas, pero tampoco llegará muy sobrado de efectivos el Silva, que tiene a cuatro de sus titulares sancionados y, por lo tanto, tendrá que hacer cambios sustanciales en su equipo inicial. Los vilagarcianos intentarán darle una alegría a su afición, que no ve ganar a su equipo en A Lomba desde principios del mes de diciembre, cuando venció al Arenteiro por la mínima (2-1).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El partido para huir de un fantasma