La orquesta de Sáez ya suena bien

El equipo vilagarciano ha comenzado la Liga exhibiendo un buen fútbol y logrando sendas victorias

.

vilagarcía / la voz

Dos partidos sellados con sendas victorias y, durante muchos fases de los mismos, ratos de buen fútbol y de dominio en todas las facetas del juego sobre el rival de turno. El Arousa ha comenzado muy bien la campaña y su afición salió el domingo muy satisfecha del partido.

El buen son de los «bajitos»

Movilidad y participación. La adaptación que han tenido Luis García, Javi Otero y Chiqui ha sido rápida y eficaz. Su constante participación en el juego, su continuo movimiento entre líneas y su buena visión del pase están siendo clave para que el Arousa dé sensación de peligro siempre que se aproxima al área rival.

El centro del campo

La insistencia de Julio Rey. La lesión de Sidibé ha llevado a Julio Rey al puesto de mediocentro. A algo que parecía que podía dañar sobremanera la estructura del equipo, porque el burkinés semejaba imprescindible, Sáez ha conseguido darle la vuelta con el nuevo rol del canterano. Una de los peros que se le ponían a Julio era su intermitencia. Aparecía y desaparecía. Ahora no. Ha asumido que la mayor parte del juego de los arlequinados pasará por sus botas y se ofrece continuamente. Todavía tiene algún despiste defensivo por errores en el posicionamiento, pero el seguro de vida que tiene al lado y que se llama Manu Rodríguez está siempre dispuesto a apagar cualquier fuego con precisión.

Las llegadas por las bandas

La «moto» de Carlos Torrado. Las subidas por el lateral de Carlos Torrado van camino de convertirse en un clásico en A Lomba. El canterano tiene ahora por delante todo el campo que parecía que la faltaba cuando actuaba más adelantado. Le faltan aún la precisión y la confianza para centrar con rapidez y olvidar el recorte, que usa demasiado. Todo llegará. El Arousa usa mucho las bandas, con dos laterales muy ofensivos como son el propio Torrado y Suso. Sáez insiste, además, a sus centrales para que intenten los desplazamientos en largo en diagonal para buscar a los interiores.

La presión

Robo y velocidad. El Arousa se pasó toda el encuentro ante el Polvorín con las líneas muy altas, presionando la salida del balón del rival. Es verdad que el conjunto lucense parecía invitar a los arlequinados a que así lo hiciesen, pero también lo es que, probablemente, será una de las circunstancias del juego sobre las que más esté encima de sus jugadores Rafa Sáez. Tiene cuatro galgos arriba, con los tres bajitos y Sylla, e insiste en que tras el robo lo más importante es sacar el balón jugado a toda velocidad en busca del compañero mejor situado. Falta todavía ese último pase, que a veces se pierde en algún intento de regate.

La estrategia

Los guantes de Julio y de Manu. Pese a que por las características del equipo, con muchos jugadores livianos en el once, podría esperarse otra cosa, lo cierto es que el Arousa le está sacando un extraordinario rendimiento a las acciones a balón parado. Al margen del acierto de Sylla, buena parte de culpa la tienen los lanzadores. Tanto Julio como Manu son sendas amenazas para el rival de turno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La orquesta de Sáez ya suena bien