El milagro en la espalda de Sara tiene nombre y se llama Sergio Rey

El trabajo específico que hace la jugadora antes de cada sesión le ha permitido recuperarse de dos hernias discales


Lo confesó más de una vez. Sara Gómez se pensó muy seriamente abandonar el baloncesto prácticamente sin haber cumplido los treinta años. Los problemas en la espalda la traían por la calle de la amargura. Hasta que apareció Sergio Rey. Ya antes de ejercer como preparador físico del primer equipo, comenzó a darle unas pautas para ayudarle en su pelea contra las dos hernias discales y una protusión que la impedían disfrutar del baloncesto. Aquellos primeros meses sirvieron para que la escolta mejorara de sus problemas y, además, para que ganara confianza en las soluciones que le proponía Sergio.

La pasada campaña, ya con Sergio en el cuerpo técnico de la primera plantilla, hubo una evaluación muscular de las jugadoras para que cada una realizara un trabajo específico antes de cada sesión, con el fin de que antiguas lesiones no se reproduzcan y para prevenir futuros problemas.

«Con Sara tuve mucho cuidado al principio», recuerda Sergio. Al margen de las pautas antes de cada sesión de trabajo, el readaptador incide también en la vida diaria, para eliminar patrones que no son correctos. «Se trata de conseguir una postura que anatómicamente sea más eficiente y más natural», explica. Esa mejoría se fue plasmando poco a poco y Sara consiguió eliminar sus molestias ya la pasada temporada. Eso no significa que el trabajo se haya acabado. Todo lo contrario. Sergio ha ido introduciendo ejercicios cada vez más exigentes ante la sorpresa de la jugadora. «‘No pensaba que pudiera hacer esto‘, me dice», comenta Sergio.

El resultado salta a la vista. Sara se ha olvidado de sus problemas en la espalda y está jugando con la misma confianza que la llevó a ser una de las mejores jugadoras nacionales de la máxima categoría. «Mucha de mi mejoría es por él, por su trabajo conmigo», confesaba hace unos días en una entrevista en las páginas de La Voz. Isaac Fernández, entrenador del Lima Horta y que la tuvo a sus órdenes en el club vilagarciano, sufrió ese milagro el pasado sábado. Sara clavó cinco triples y su actuación fue fundamental para la victoria del Kemegal Cortegada.

El club espera que Amy consiga hoy por fin el visado

El culebrón Amy Syll debería tener hoy su punto y final. Al menos eso se espera en el Kemegal Cortegada. La jugadora ya completó la documentación requerida y hoy regresará al consulado en busca del visado. La senegalesa se ha perdidos los tres últimos encuentros de su equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El milagro en la espalda de Sara tiene nombre y se llama Sergio Rey