«Bucear es algo que engancha, lo que más impacta es el silencio»

Entrevista | Ricardo González González


vilagarcía

El vilagarciano Ricardo González ya apuntaba maneras desde muy joven. A los diez años empezó a bucear y a los 14 comenzó una fulgurante carrera deportiva en la modalidad de pesca submarina. Su palmarés se nutre de numerosos títulos entre los que destacan cuatro campeonatos gallegos y primeros puestos en Copas de Europa. Ahora está trabajando para revalidar, un año más, su puesto en la selección española.-Hay que ir quemando etapas. Aprender la técnica y coger experiencia, hasta que llegas a los 30 ó 40 años, que es la mejor edad para este deporte (Ricardo tiene 32). Es cuando el organismo se adapta al mínimo consumo de oxígeno, cuando más en forma estás y tienes experiencia para los campeonatos. Ya conoces el comportamiento de los peces, el mar, los vientos. -¿Qué hay que hacer para iniciarse en este deporte? -Ahora empieza a haber cursos reglados y hay revistas especializadas. Antes lo que hacía la gente es ir con alguien del club. Es fundamental ir con alguien que controle. Si vas sólo tardarás cuatro o cinco veces más en aprender. Hay que ir paso a paso porque, aunque no es un deporte de riesgo, siempre hay peligros. -Muchos sí opinan que es un deporte de riesgo . -Sí, muere bastante gente. A mí me murió un primo, el subcampeón de Andalucía. -¿Se ha visto en algún apuro buceando? -Yo no. Cuanta más experiencia, el riesgo está más controlado. Hay que tener técnica y un equipo adecuado. -La técnica es cuestión de práctica pero ¿qué hay que saber para moverse entre los peces? -Lo primero es que no puedes acceder a todas las especies. La frontera es la profundidad y hay especies fuera del alcance de la apnea, peces que no viven a determinadas profundidades. -¿Cuáles son sus especies preferidas? -Tiendes a coger las más grandes. Mújeles, pintos y maragotas. A medida que avanza, la gente prefiere el pescado blanco, porque es más difícil de coger y, por tanto, más divertido. A mi me gustan las lubinas porque son muy astutas, presas más difíciles y al mínimo indicio de peligro se escapan. La gente tiene una concepción del buceo equivocada, los peces no son tontos y saben cuando hay un peligro. Es más difícil de lo que la gente cree. -¿A qué profundidades bajan para pescar? -En Galicia, el 95% no baja más de ocho, nueve o diez metros. Muy pocos, 20 metros, y se cuentan con los dedos de una mano los que bajan 30. -¿A cuánto llega usted? -En Galicia a un máximo 29 metros. Fuera de Galicia, en aguas calientes, a 38 metros. -¿Dónde prefiere la pesca? -Galicia es donde más disfruto y con temporal, mejor, porque pones al límite tus posibilidades. Pescar donde hay muchos peces es como estar en un acuario. También me gusta mucho el Estrecho, es un sitio con mucha corriente, con profundidad y en el que hay todo tipo de peces. -¿A qué mares le ha llevado este deporte? -Noruega, Chile, Francia y Bulgaria. Y en aguas cálidas, en Canarias y Mallorca. -¿Y en Arousa, cuál es su rincón preferido? -Los bajos de Corrubedo, allí sólo pesco lubina y sargo, aunque hay muchas especies. Pero yo hago pesca selectiva. -¿Qué se siente ahí abajo? -Es un deporte que engancha, es como una droga. Lo que primero impacta es el silencio, escucharte a ti mismo nadar y a los peces. La sensación de tranquilidad. -¿Su mejor inmersión? -Pasé muy buenos momentos en el Estrecho buscando al pez limón, que es muy listo. Un día cogí uno de 43 kilos. -La pesca deportiva cuenta con muchos detractores. Que si el uso de la botella, que si la competencia desleal a los marineros... -Un pescador que se precie jamás pescará con botellas y con los marineros no es tan mala la relación. Si realmente es pesca submarina, no hay problema, el problema es si se hace una piratada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Bucear es algo que engancha, lo que más impacta es el silencio»