Rigor táctico


El Obra se enfrentó en Valencia al enésimo reto de la temporada, esta vez a la ausencia de Robertson, el jugador con más minutos en pista y el único que, junto a Enoch y Beliauskas, había participado en todos los encuentros de la temporada.

Los equipos de Ponsarnau siempre se han caracterizado por un rigor táctico exagerado, eso se traduce en muy buenos datos en aspectos claves del juego, sobre todo en la distribución de los lanzamientos de campo. Son el equipo de mayor consumo a menos de tres metros del aro y también absorben un volumen elevado desde las esquinas del triple, las zonas más eficientes. Además, muestran un cuidado exquisito del rebote ofensivo, Tobey lleva años siendo uno de los mejores jugadores de la liga en esta faceta.

La apuesta de cualquier equipo que se enfrente a los valencianos debe ser claramente cambiarle esas zonas de lanzamiento y el Obra no lo consiguió. Hasta 50 puntos de los valencianos llegaron cerca del aro, y lo peor es que alcanzaron una eficiencia de 1,56 puntos por lanzamiento cuando lo normal es no superar 1,30.

La jornada doble comprimida en menos de 48 horas obliga ya a pensar en Gran Canaria

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rigor táctico