Lás pérdidas de balón


La convalecencia está siendo demasiado cruel con el Obra. Muy pocas veces se habrá visto un final tan ajustado y esta temporada, en menos de 2 décimas, se le han escapado 2 partidos al equipo (Valencia y Unicaja). El Unicaja de Katsikaris llegaba a Santiago rindiendo numéricamente al mismo nivel que el de Casimiro pero escogiendo caminos muy diferentes, sobre todo desde la defensa. El objetivo principal del técnico heleno es negar el lanzamiento de 3 al rival y defender muy bien el lanzamiento de 2. Hasta ayer, solo Valencia había lanzado más de 20 triples jugando contra los malagueños. El Obra encontró la forma de lanzar y anotar con solvencia desde el 6,75, dominó con total autoridad el rebote y exprimió el tiro libre, el 29 % de los puntos llegaron desde la línea de 4,70. Solo falló en las pérdidas, un dato que se agigantó por la diferencia con el rival (15 de los locales por solo 2 de los visitantes), y que, traducido en puntos según el ritmo de anotación del partido, supusieron 16 puntos de desventaja para el Obra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Lás pérdidas de balón