Dos modestos en un Sar sin público

El Obradoiro recibe al GBC obligado a mejorar sus prestaciones en el rebote


santiago / la voz

Vuelve el baloncesto a Sar, de nuevo sin público, veinte días después de que el Monbus Obradoiro lograse la victoria ante el Coosur Betis. En todo este tiempo el colectivo de Moncho Fernández solo ha disputado un encuentro, frente al Bilbao. El del Real Madrid fue aplazado al martes. Y a las 20.45 horas llega el Acunsa Gipuzkoa (Movistar TV, canal MD1).

El equipo santiagués intentará parecerse al que empezó el curso con tres victorias consecutivas y alejarse de la imagen que dejó en Miribilla, con una derrota que cabe achacar, en gran medida, a que el Bilbao capturó más rebotes en ataque que el Obradoiro en defensa.

Medirán fuerzas dos de los clubes más modestos de la Liga Endesa. Y Moncho Fernández ya ha avisado de que los donostiarras han completado un plantel polivalente y con las ideas claras, que trabaja bien en defensa y sabe buscar sus tiros en ataque.

Hace poco más de un mes los dos equipos se vieron las caras en Sar, en pretemporada. El partido se fue a la prórroga y acabó ganando el Obra, 92-86.

En las filas locales no estaba Robertson. En las visitantes faltaban Echenique (el jugador más valorado del GBC en este inicio de campeonato), Johnny Dee (el que promedia más minutos sobre la pista) y Brandone Francis.

Marcelo Nicola ya comentó antes de emprender viaje hacia Santiago que aquella no es una referencia válida: «Nos faltaban jugadores a los dos equipos y estábamos todavía en rodaje. Los dos somos muy diferentes y me imagino que el partido será también muy diferente».

Pero hay un dato preocupante para el Obradoiro, a pesar de las bajas y el contexto de la contienda. El colectivo vasco ganó claramente la batalla por el rebote, con 45 capturas por 36 de los locales.

Precisamente, el técnico argentino del GBC apela al control de los rechaces como una de las claves de la contienda para «poder correr y jugar con alegría».

Y si en Compostela llaman atención los números que está haciendo Echenique, desde tierras donostiarras se fijan en los de Birutis, si bien Nicola también destaca las transiciones rápidas y el juego para tiradores. Esa será otra de las claves, el control del ritmo de partido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dos modestos en un Sar sin público