Curro Segura: «En Sar hay una pasión espectacular»

El técnico con el que debutó el Obra en la ACB se reencontrará con la que fue su casa hace diez años


A Curro Segura le tocó lidiar un curso azaroso. El mismo equipo que estuvo a punto de clasificarse para la Copa del Rey se desmoronó en la segunda vuelta. El domingo vuelve al Multiusos de Sar, en la otra trinchera.

-¿Cómo recuerda su paso por el Obradoiro?

-Fue un año muy especial por la forma en que se construyó todo, por la velocidad con la que hubo que aparecer en la Liga. Los recuerdos son buenos: el debut contra el Barça de aquel Ricky Rubio recién fichado y, sobre todo, el sentimiento con el público, el arraigo del público con el equipo, las victorias sobre Madrid y Unicaja... La pena es que el final fue amargo. Pero se sembró una semilla que ha ido creciendo con enorme éxito desde la llegada de Moncho. Estoy muy contento de volver a Sar.

-¿Con el paso del tiempo la perspectiva de todo lo que sucedió es distinta?

-Sí, con el tiempo se ve todo de otra forma. Es cierto que siempre queda ese sabor amargo de que no se cumplió el objetivo, pero estoy contento de que siga habiendo baloncesto en Santiago, gente enganchada. Ha sido mi casa. Enfrentarte a un ex siempre tiene más de positivo.

-Empezó bien aquel curso. ¿En qué momento se rompió la magia?

-No le he dado demasiadas vueltas. Sí hay un momento importante, que es la retirada de Marc Jackson. Ahí no tomamos las mejores decisiones a nivel interno. Nos equivocamos en ese momento. Y luego fuimos muy castigados por las lesiones. Kostas y Maxi, dos referentes de nuestro equipo, se perdieron varios partidos

-¿Se vive distinto el baloncesto en Santiago y en Sevilla?

-Sí, creo que sí. Se vive de manera muy diferente. Sevilla es una ciudad de fútbol, muy marcada por la rivalidad Betis Sevilla. En Sar hay una pasión espectacular, una unión fantástica de su afición con el equipo. En todos los sitios se vive diferente.

-Aparte del pan, ¿que es lo que más echa de menos?

-(Risas) Aquel pan en Santiago... Pero lo mejor son los amigos, se les echa de menos. Los sigo viendo con asiduidad y poder saludarlos este fin de semana será un gusto. Lo que más me queda son los amigos.

-Dicen sus colegas que el Obradoiro juega distinto. ¿Refrenda esa apreciación?

-Sí, totalmente. Es un equipo que está muy marcado por el sello de Moncho y sus entrenadores. Hacen un baloncesto diferente, poco convencional, con cosas muy atractivas para los que estudiamos el baloncesto.

-¿Cuáles son esos rasgos más distintivos?

-Su forma de jugar, las situaciones que plantea, la forma en que él trata de elaborar sus sistemas, las normas para tiradores...

-¿Con Kravic es menos distinto?

-Efectivamente, es el año en que tienen un jugador en el que se apoyan mucho, con un baloncesto que se ha visto enriquecido con más pick and roll. Lo están usando de una manera fantástica. Ahí están sus números, que hacen honor a lo que el equipo genera para él. Acertaron son su fichaje.

-¿Magee también es diferente?

-Magee es jugador muy de la línea de Obradoiro de estas temporadas. Su facilidad para anotar es indudable, la capacidad de generar sus tiros de tres le hace peligrosísimo. Su manera de lanzar es muy característica, por la velocidad tremenda que tiene para equilibrarse.

-Da la impresión de que ustedes están jugando mejor sin K. C. Rivers.

-La calidad de K. C. Rivers es indudable. Ahora estamos tratando de adaptarnos sin él. La estructura cambia. Intentamos explotar lo que tenemos sin él. Hay que olvidarse de los que no están. Estoy muy contento con el equipo.

-¿Van a fichar o dependerá de los resultados?

-En el mercado se está siempre. En el deporte profesional no puedes desentenderte, por cualquier lesión, cualquier imprevisto. Los resultados siempre cuentan.

-¿Qué partido le interesa al Betis este domingo?

-Un partido en el que ganemos. No sabría decir. Ellos en casa son sólidos. Necesitamos hacer muchas cosas bien, estar bien en muchos aspectos del juego. Allí solo ganaron Madrid, Barça y Baskonia. Vamos a tener que hacerlo muy bien si queremos ganar, no dejar que se encuentren cómodos.

-¿Este Obradoiro corre más, no apura tanto las posesiones?

-Han ganado en su capacidad de correr. Tienen una pareja de bases muy complementaria y equilibrada, que imprimen ritmo. Es un equipo más atlético en ciertos puestos, más capaz de jugar con esa dinámica.

-¿Qué es lo que más le preocupa del rival?

-El bloque y su entrenador. Es un equipo muy compacto. A pesar de que los números de Kravic destaquen no podemos dejar de hablar del resto. Cualquiera puede ser peligroso. Un día Brodziansky, Font recién incorporado ya el otro día se hizo notar, Daum, Czerapowicz... Sería un error centrarnos solo en Kravic.

-¿Ha comentado algo con Whittington, que trabajó a las órdenes de Moncho Fernández?

-Sí, hemos hablado. Como me pasa a mí, tiene buen recuerdo de su paso por Santiago. Fue su primer año en España. También está con ganas de saludar a amigos y compañeros.

-¿Estamos ante la ACB más igualada de este siglo?

-Totalmente de acuerdo. Es la más igualada de los últimos años. Ya lo dicen los números. Va a ser apasionante, con poca diferencia entre los de arriba y los de abajo.

-El que se despiste lo puede pagar caro.

-Aquí en Sevilla lo sabemos de primera mano. Ya sufrió dos descensos, uno de ellos no ejecutado finalmente. Lo que queremos es que el paso por la LEB sirva para dar estabilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Curro Segura: «En Sar hay una pasión espectacular»