Primera alegría para el Obradoiro

Superó en la final de consolación de Vilagarcía al conjunto que prepara Aíto García Reneses


VILAGARCÍA / LA VOZ

El Obradoiro se llevó la final de consolación del quinto torneo EncestaRías en el pabellón vilagarciano de Fontecarmoa. Se impuso por 81-80 en otro ajustado partido con el Alba Berlín de Aíto García Reneses como rival, un equipo de la próxima edición de la Euroliga.

Salió Moncho Fernández a su segundo partido de pretemporada con su segunda unidad interior, con Daum y Spires por Brodziansky y Kravic, otorgándole la dirección a Pepe Pozas por Calloway y dando continuidad en el quinteto a Magee y Álvaro Muñoz, aunque pronto con paso a Czerapowicz por este último en el puesto de tres. Y ante un Alba Berlín que sacó a buena parte de sus pesos pesados de inicio, Siva en el uno o su poderosa torre, Nnnoko, en el cinco, el Obra ofreció una imagen consistente desde el primer minuto. Sobre todo en el apartado del rebote, ese factor capital a la hora de poder rentabilizar todo el esfuerzo, recursos y estrategias desplegadas sobre una cancha de baloncesto.

Spires, muy atinado en la labor bajo los aros, aunque limitado por su facilidad para cargarse de faltas, colocó por delante al Obra mediado el primer cuarto, 13-12, con un alley-oop servido por Pozas, tras un intercambio de triples con Czerapowicz, Pozas y Daum firmando el parte gallego. A partir de ahí, un partido muy parecido al de la semifinal del día anterior ante el Real Betis, de toma y daca. Solo que en esta ocasión, con el conjunto santiagués dominando el electrónico buena parte de otro choque de ventajas cortas, que cerró el primer cuarto 25-21. Con Daum firmando la mitad de los puntos, 12, y Czerapowicz otros 6 desde más allá del 6,75.

Ante un rival con variados recursos, y mucha habilidad para sacar ventajas en el fuera-dentro de sus exteriores, especialmente del base Mason, el Obra se mostró más consistente defensivamente que el día anterior.

Y Kravic empezó a anotar

El despertar de Kravic, que empezó a meterlas de todas las formas y colores posibles, pero acabando siempre por mirar al aro a un palmo de sí, dio fuelle anotador a los de Moncho Fernández cuando el Alba Berlín se le pegó de cerca. En su caso, liderado por los mejores minutos del exBarça Eriksson. Un alley-oop con asistencia de Siva a Nnoko cerraba el marcador al descanso en 42-41.

De tres en tres, con triples de Pozas y Magee, el Obra se estiró al +7 en el arranque del tercer acto. Pero el Alba respondía de la misma manera, alternando los lanzamientos desde más allá del 6,75 con jugadas de 2+1.

Los intercambios de canastas dejaron en 61-58 el choque para los últimos diez minutos. Navarro, de tres, los arrancaba poniendo el 64-58. Pero la pérdida del control del rebote, dominado por el Obra hasta entonces, permitió al Alba darle la vuelta al calcetín, recuperando mucho tiempo después la delantera en el electrónico: 66-67.

Una antideportiva para desnivelar la balanza

Una falta antideportiva a Nnoko desencadenó una acción de 4 puntos, con dos tiros libres de Brodziansky y lanzamiento anotado sobre la bocina de Calloway. Quedaban 2,55 para el final. Una técnica a Eriksson a 1,19 atacando el Obra acabó con Czerapowicz poniendo tierra de por medio a 1,07, 81-76. Suficiente para asegurar la victoria, aún pese al lujo de Calloway al buscar la última canasta en un alley-oop con Kravic, que se quedó ligeramente corto.

Mason, el mejor del Alba Berlín, recortó a 81-80 desde el tiro libre. Pero, incomprensiblemente, los de Aíto optaron por dejar consumir los 12 segundos restantes sin hacer falta.

FICHA TÉCNICA

(81) OBRADOIRO: Pepe Pozas (6), Fletcher Magee (3), Álvaro Muñoz (7), Mike Daum (12) y Nick Spires (6) —quinteto titular—; Dejan Kravic (14), Brodziansky (6), Calloway (2), De Zeeuw (3), Navarro (5), Czerapowicz (12) y Vasileiadis (5)

(80) ALBA BERLÍN: Payton Siva (5), Mattisseck (2), Marcus Eriksson (11), Tim Schneider (8) y Landry Nnoko (15) —quinteto titular—; Makai Mason (16), Delow (5), Brenneke, Hermannsson (9), Nikic (3) y Cavanaugh (6)

Parciales (y marcador) cada cuarto: 25-21, 17-20 (42-41 al descanso), 19-17 (61-58) y 20-22 (81-80, resultado final).

Árbitros y personales: Miguel Á. Pérez, Joaquín García y Cristóbal Sánchez. Señalaron 23 faltas al Obradoiro, por 15 al Alba Berlín. Eliminaron por cinco personales a Spires (min 36.09).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Primera alegría para el Obradoiro