Sàbat prepara el duelo con McCalebb

Ante la baja de Pozas, llevará las riendas del Obradoiro en el Príncipe Felipe ante el Zaragoza


santiago / la voz

Las lesiones se suceden en el Obradoiro. Como sucediese en la jornada previa a la ventana FIBA, ante el Baskonia, Pepe Pozas se perderá el partido de este sábado en Zaragoza. La revisión oftalmológica a la que se sometió esta semana aconseja que siga guardando reposo, al menos hasta el martes, porque todavía no se ha recuperado del desgarro de retina.

Andreas Obst sufrió un esguince de tobillo en el partido de Alemania ante Estonia. No está descartado, pero tiene escasas opciones de poder entrar en la convocatoria. Todo dependerá de la evolución en las próximas horas.

Y la gran incógnita, como cada jornada, es Maxime de Zeeuw. Completado el tratamiento de inyecciones de plasma y ácido hialurónico, y después de una semana sin competición por la ventana FIBA, está respondiendo satisfactoriamente al incremento de cargas de trabajo. Cada día que pasa sin que se inflame la articulación es un avance. Lo que hace falta es que coja continuidad.

Más responsabilidad

Así las cosas, en el Príncipe Felipe a Albert Sàbat le tocará llevar la riendas del equipo, un desafío que asume con naturalidad: «Está claro que Pepe es un jugador muy importante para nosotros. Si no está, los de la posición de base tenemos que jugar mas, intentar suplirle de la mejor manera. Es una responsabilidad».

El primer cometido es lograr «que el equipo juegue bien», sin olvidar que una sus cualidades es el lanzamiento de larga distancia. No acaba de encontrar continuidad esta faceta, si bien viene de firmar su mejor tarjeta ante el Baskonia, con cuatro triples anotados sobre ocho intentos.

A Sàbat le espera una mala pareja de baile en Zaragoza ya que McCalebb atraviesa un gran momento de forma: «Siempre ha sido un gran jugador, muy eléctrico, muy grande, muy buen penetrador. Y esta temporada está metiendo mucho de fuera, un 56 % en el tiro tres. Será una de las claves».

De los tres bases maños, es el más experimentado y el que absorbe más minutos. Pero Sàbat pone en valor las cualidades de los otros dos compañeros de puesto: «El otro día Alocén hizo quince puntos. Es joven (17 años), juega con mucho desparpajo, sin miedo. Santana es más director, controla muy bien el juego, hace todo lo que le pide Porfi. Los tres se complementan».

Al analizar al Zaragoza, subraya que el colectivo está por encima de las individualidades: «Por estadísticas quizás destaque McCalebb, pero creo que lo que mejor los define es la palabra equipo. Tienen varios jugadores de diez puntos y diez de valoración, no uno o dos».

Barrunta que la clave del encuentro va a estar en el nivel defensivo del Obradoiro: «Si estamos bien atrás, seguro que nos mantenemos dentro del partido. En ataque hay que poner buenos bloqueos, liberar a los tiradores, hacer buenos lanzamientos. Y conseguir que no corran».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Sàbat prepara el duelo con McCalebb