Los riesgos del 1,8


Van nueve jornadas, quedan tres cuartos de campeonato y cualquier proyección y análisis que se haga ahora corre el riesgo de quedar en evidencia a final de curso. Ojalá sea así, porque el balance de este primer tramo no es alentador para el Obra. Da la sensación de precisar una transfusión porque está bajo de glóbulos blancos. Y falta equilibrio cerca de los aros.

El club se ha instalado en el presupuesto de 1,8 millones de euros para la plantilla y se ha acostumbrado a invocar el discurso de la humildad, el esfuerzo y el buen ojo en los fichajes como si fuese un mantra. Da igual si hubo o hay ingresos por televisión, si fue necesario acudir al mercado de fichajes por las lesiones (el año de Corbacho, que acabó con algo más de 100.00 euros en números rojos), si crecen los ingresos de las Administraciones públicas o si, como este verano, entran en caja unos 500.000 euros por la cláusula de Thomas, el traspaso de Pustovyi y la renuncia a los derechos sobre Whittington.

Por Sar han pasado nombres propios que le dieron un plus al equipo. La de este año quizás ha sido la renovación más difícil, por la marcha de Thomas y de otros dos jugadores que también crecieron mucho en Sar, aunque requirieron más tiempo: Pustovyi y Bendzius. Las dos grandes apuestas, De Zeeuw y Singler, no acaban de despegar. Kendall Stephens apenas cuenta. Menos que Laksa. Y Simons vuelve tras un mes parado, tras lesionarse en su mejor momento. El caso del pívot belga preocupa más. Entre el tobillo, la espalda y la rodilla apenas ha podido jugar. Lo peor es que está, pero lejos de su mejor nivel. Y ese pronóstico físico tan difícil de establecer, más que una incógnita, es una amenaza.

El Obra se ha visto en situaciones más complicadas, pero no tan enredadas. Y, hasta la fecha, siempre ha conseguido salir adelante haciendo causa común, con debates pero sin deserciones. Ese es otro de los mecanismos que compensan los riesgos del 1,8.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

Los riesgos del 1,8