Los dieciocho equipos participantes en la Liga Endesa 17/18 consumieron algo más de 45.000 posesiones e invirtieron el 34 % de estos ataques en intentar anotar desde detrás del 6,75, una muestra inequívoca de la enorme importancia del lanzamiento triple en el baloncesto moderno.

La eficiencia en términos globales fue de 1,06 puntos por tiro y un total de ocho equipos, entre los que se encuentran los cuatro conjuntos de Euroliga y el Obra, se situaron por encima de esta eficiencia media.

La explicación a la tendencia a consumir cada vez más posesiones con los lanzamientos triples es relativamente sencilla. El resultado de anotar un triple proporciona un incremento del 50 % en los puntos conseguidos con respecto a cualquier otra zona del campo y cada vez hay más jugadores capaces de anotar de forma consistente y absorbiendo un volumen alto de lanzamientos de este tipo, por lo que resulta una situación de juego que proporciona una gran ventaja.

Un total de 24 jugadores intentaron más de ocho triples por cada cuarenta minutos de juego con una eficiencia superior a los 1,06 puntos por tiro que se estableció como anotación media durante el curso pasado.

Entre esos jugadores se encuentran Ben Simmons y Kostas Vasileiadis como representación de lo que será el Obradoiro 18/19 y, entre las nuevas incorporaciones, también superan estas cifras Andreas Obst, Kendall Stephens y se queda muy cerca Maxime de Zeeuw, confirmando la clara apuesta del equipo por cuidar este tipo de lanzamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Productividad