Más triple, menos rebote

Fran Camba EL ESCÁNER

ANDAR MIUDIÑO

05 oct 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El Obradoiro no pudo llevarse la victoria de Valencia pero mostró muchos detalles estadísticos que mejoran sustancialmente el rendimiento ofrecido durante la campaña pasada.

Empieza a verse cada vez con mayor claridad la capacidad de la plantilla de este año, mucho más enfocada a poder anotar desde la línea de tres y, sobre todo, de poder hacerlo con diferentes jugadores y en diferentes situaciones de juego. En comparación con el curso pasado, en el que entre dos jugadores consumieron más del 40 % de los triples del equipo para un escaso acierto de 0,98 puntos por tiro y más de la mitad de los tiros de dos fueron absorbidos por tres jugadores, esta temporada el reparto es muchísimo más equitativo, en dos jornadas ya hay siete jugadores que han anotado al menos un lanzamiento de tres y ayer el equipo se movió en 1,17 puntos por triple intentado.

A la dificultad de ganar en Valencia se le añadió que el Obra concedió cuatro lanzamientos de campo más al rival y esa es una ventaja demasiado grande en un encuentro en que las posesiones fueron exactamente las mismas por ambos bandos. La explicación hay que buscarla en el porcentaje de rebote ofensivo conseguido por los valencianos. El Obra concedió uno de cada tres rebotes en canasta propia y por ahí se fueron muchas opciones de partido, excesivo para un equipo que el año pasado capturó casi el 75 % de los rebotes defensivos.