Sonrisas al finalizar tres semanas de severas restricciones en Viveiro

Recupera la movilidad y la hostelería, el Concello pide precaución y el Gastrobar Atlántico llama a «ser responsables para que non nos volvan pechar»

Néstor Fernández, gerente del viveirense Gastrobar Atlántico, preparando las mamparas que protegen cada una de las mesas del local para reencontrarse hoy con sus clientes
Néstor Fernández, gerente del viveirense Gastrobar Atlántico, preparando las mamparas que protegen cada una de las mesas del local para reencontrarse hoy con sus clientes

viveiro / la voz

Desde las cero horas de este sábado, Viveiro regresa a la fase 2 en la desescalada de la pandemia. Recupera la movilidad que durante tres semanas impedía entrar y salir del municipio sin causa justificada, y también reabre la hostelería, que solo podía servir a domicilio o preparar productos para llevar. Pasado el mediodía del viernes, el comité clínico de la Xunta confirmaba lo que la alcaldesa María Loureiro daba por hecho el jueves, tras la reunión telemática con dirigentes del Sergas. Esperada y ansiada, la noticia devolvió la sonrisa a viveirenses de todas las edades, que este viernes por la tarde hacían planes para reencontrarse hasta seis personas sin la limitación de convivir juntos.

Catorce diagnósticos de covid-19 en las dos últimas semanas rebajaron a menos de 100 la tasa por cada 100.000 habitantes, aunque la regidora precisa que este viernes había 18 casos activos, cuatro de ellos anteriores. Por haber reducido los contagios y por contener la expansión del coronavirus, la Xunta suaviza las duras restricciones que semivaciaron y entristecieron Viveiro desde el día 7.

Qué se puede hacer y qué no

Desde hoy los locales hosteleros pueden atender en las terrazas, con un 75 % del aforo, y en el interior, con la mitad, pero las barras continúan cerradas. Como hasta ahora, persiste el toque de queda desde las once de la noche a las seis de la mañana y el aforo a la mitad en el comercio. También es posible reabrir los centros de ocio infantil y practicar deportes no federados en grupos de hasta seis personas.

Aunque con limitaciones, la Xunta autoriza la apertura de parques infantiles, baños públicos y centros sociales, pero el Concello opta por mantenerlos cerrados unos días más. Con aforos limitados, Viveiro retoma el lunes actividades en la piscina municipal y el Teatro Pastor Díaz.

El municipio entra en la fase de medidas más suaves «de manera paulatina, para ver la evolución», explica la alcaldesa. Igual que gran parte del vecindario, Loureiro recibe con «esperanza y como un alivio para la economía» el fin del tercer confinamiento del municipio en lo que va de pandemia. Agradece a los vecinos «el esfuerzo» que en tres semanas ha hecho posible contener al covid, pero insiste en llamar a la precaución, «a no bajar la guardia, porque el virus sigue ahí y si no cumplimos las normas pueden volver a cerrarnos».

«Por favor, sexamos responsables para que non nos volvan pechar», pide Néstor Fernández, del Gastrobar Atlántico

«Por imperativo legal», el Gastrobar Atlántico echó la persiana en la viveirense avenida Navia Castrillón el pasado día 7. Su gerente, el veterano hostelero Néstor Fernández, preparaba este viernes por la tarde el esperado regreso con sus clientes. Mamparas separando cada una de las mesas son un ejemplo de las rigurosas medidas anticovid de un local que combina una sugerente carta de raciones con cafés, cervezas, vinos...

«Según as estatísticas científicas, o índice de contaxios na hostalería e tan baixo que non se xustifica que nos pechen cada vez que hai brotes, porque o fan sen acreditar que nós somos o problema», protesta. Tampoco está conforme con que Viveiro haya soportado tres semanas de duras restricciones porque, «según os datos oficiais, a situación sanitaria non era para tanto, estaban peor noutros axuntamentos limítrofes que non pecharon».

Apela a la Xunta pidiendo que amplíe el toque de queda hasta las doce de la noche para que sus clientes «poidan disfrutar da cena sen présa». Además de llamar al resto de hosteleros a «cumprir todas as medidas de prevención e a manter e facer manter as distancias interpersoais», remata con un «por favor, sexamos todos responsables para que non nos volvan a pechar».

Burela sigue cerrada y Foz pide cautela, mientras Lourenzá y A Pontenova pasan a situación delicada con Cervo y Xove

Siete ingresados en el Hospital da Mariña, uno más que el día anterior, perfilan el mapa oficial del covid-19 este viernes en A Mariña. Confirmado por el comité clínico que en Burela se mantiene el cierre perimetral y de la hostelería, desde Foz el alcalde llama a «ser precavidos» para intentar librarse de las duras restricciones que soportan los burelenses desde hace tres semanas.

Del jueves al viernes, el escenario de dibuja el Sergas sube cuatro a seis los municipios mariñanos con una tasa de más de 250 diagnosticados por cada 100.000 habitantes en los catorce días anteriores. A Burela, Foz, Cervo y Xove se suman A Pontenova y Lourenzá. En la segunda escala de contagios continúa Barreiros, con entre 150 y 250. Mejora la situación en Ribadeo, que baja al rango de entre 50 y 150 casos, como Mondoñedo, O Valadouro, Alfoz y Trabada se mantiene. Y O Vicedo y Ourol resisten como los menos afectados, sin ningún caso detectado en los catorce días precedentes.

Según el Sergas, Burela, registraba este viernes 38 contagiados diagnosticados en los catorce días anteriores, 2 menos que el jueves, pero sin contar las altas de 12 de los 16 tripulantes del pesquero confinado en puerto. Continúan igual en Foz, con los mismos 29 casos que el jueves, así como en Cervo (15) y Xove (10). En A Pontenova y Lourenzá hay más, tras detectarse entre 1 y 9 casos de coronavirus, los mismos que en Ribadeo, que bajó de 10. Los tres igualan a Mondoñedo, O Valadouro, Alfoz y Trabada y a Barreiros, donde el Sergas computa entre 1 y 9. Continúan sin ninguno O Vicedo y Ourol, con la tasa oficial más baja.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sonrisas al finalizar tres semanas de severas restricciones en Viveiro