Una gaita de plata y ébano en el museo diocesano de Mondoñedo

Un experto luthier y una estudiante de musicología estudian la pieza


MONDOÑEDO / LA VOZ

Este viernes visitó Mondoñedo Pablo Carpintero, prestigioso luthier con taller en Santiago de Compostela y estudioso de los instrumentos antiguos. El objeto de su visita era examinar la gaita de plata y ébano que fue donada al Museo Diocesano de Mondoñedo por la nieta de Jesús Insua Pedrosa. El instrumento es también objeto de estudio de un proyecto de fin de carrera de una musicóloga, que se ha centrado también en el grupo mindoniense de Os Pacheco.

  Ambos coinciden en la singularidad de esta pieza, que fue fabricada hace más de un siglo por el relojero y platero mindoniense Jesús Insua Pedrosa para su hijo Augusto, un gaiteiro que formó parte de Os Pacheco.

A Carpintero no le sorprende que un padre quiera regalar a un hijo que es gaiteiro el instrumento que toca, lo que se llama la atención es que la elaborase en plata (es el material utilizado en dos piezas del roncón y en el punteiro). Quizás la explicación estriba en que el artista era platero. Y para más mérito, elaboró una gaita que lleva escala temperada, algo que ya se estaba utilizando en la época, pero que no era demasiado frecuente. «Daquela xa había xente que tocaba con esa escala, neste caso, o destacado é que Os Pacheco tocaban con dúas gaitas á vez. Ventosela 50 anos antes tocaba con escala temperada, pero Os Pacheco teñen interés por empezar a tocar con dúas gaitas a queremos saber si con esa gaita se podía tocar con dúas gaitas á vez». Confían que hacia final de año esté listo el estudio y se puedan obtener conclusiones. 

Cuatro componentes

La musicóloga que está elaborando el proyecto señalaba que  Os Pacheco es un cuarteto que estaba tocando en 1908 formado por Augusto Insua, el dueño de esta particular gaita de plata; por Enrique Iglesias, el otro gaiteiro del grupo; por José Cendán, que tocaba la caja y por Leopoldo Tapia, que llevaba el bombo. «Tocaban con moi boa afinación. Era un grupo coñecido na súa época, que tocaba en Mondoñedo e noutros sitios da Mariña», explica la musicóloga, apuntando que, bajo su punto de vista, la gaita es «digna de estar na vitrina dun museo». En esa época convivieron con otras formaciones, pero ninguna llevaba dos gaitas.

Pedro Díaz, del Cabildo de Mondoñedo, explica que la pieza fue construida hace 150 años por Jesús Insua y quien la donó el Museo Diocesano y Catedralicio  en 2012 fue su nieta María del Carmen Insua.

En estos momentos se encuentra guardada en el archivo diocesano, pero la intención, dijo, es exhibirla en las vitrinas, como uno de los regalos significativos que tiene el museo. Antes van a encargarle un forro para el fol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags

Una gaita de plata y ébano en el museo diocesano de Mondoñedo