Expectación ante un megayate de lujo para uno de los más ricos del mundo

La Voz BURELA / LA VOZ

A MARIÑA

La popa del catamarán, este miércoles al anochecer, en Astilleros Armón Burela, donde prácticamente lo tienen listo para la botadura, prevista para este jueves
La popa del catamarán, este miércoles al anochecer, en Astilleros Armón Burela, donde prácticamente lo tienen listo para la botadura, prevista para este jueves Xaime Ramallal

Hoy se verá por primera vez el Wayfinder, de 68 metros, que bota Armón Burela

10 dic 2020 . Actualizado a las 11:55 h.

Navegan poco más de una veintena por el mundo y, que se sepa, solo otro con casco de catamarán, construido también por Astilleros Armón Burela. Por sus dimensiones y su diseño, despiertan admiración entre quienes tienen la oportunidad de ver estos exclusivos navíos. Con sus 68,2 metros de eslora, los 14 de manga y un calado de 2,40, se encuadra en la categoría de los megayates. Coincidiendo con la pleamar matinal de este 10 de diciembre, tocará mar y se verá por primera vez un buque de lujo que dará servicio como apoyo, soporte o auxiliar, a otro aún más grande y de superlujo. De este último no ha trascendido nada. Del que se bota este jueves parece que lo bautizarán como Wayfinder y que lo ha encargado uno de los hombres más ricos del mundo, uno de los principales de la lista Forbes, la que recoge a las mayores fortunas del planeta.

Igual que su predecesor, el Hodor, Armón construye el Wayfinder tras ganar un concurso internacional. El proyecto y el diseño exterior son de la empresa australiana Incat Crowther, que cuenta con la asistencia técnica de la norteamericana YCTS. La empresa vasca Oliver Design ha diseñado el interior.

Perfil del catamarán de lujo, de 68 metros de eslora, 14 de manga y con cuatro cubiertas, construido por Armón con estructura de aluminio
Perfil del catamarán de lujo, de 68 metros de eslora, 14 de manga y con cuatro cubiertas, construido por Armón con estructura de aluminio I.C.A.A.

Desde Armón, con sede central en Navia (Asturias), cuentan que el catamarán alojará varias embarcaciones de recreo y que dispone de un hangar para acomodar un helicóptero. A bordo podrán alojarse sus 18 tripulantes y 14 técnicos del buque nodriza al que escoltará, transportándole los «juguetes» (motos náuticas, lanchas rápidas...) para el multimillonario que lo ha encargado y para sus invitados.

Cuidar el medio ambiente

Combinando diseño, lujo y prestaciones, el Wayfinder también ha sido concebido para cuidar el medio ambiente. Desarrolla una velocidad máxima de 21 nudos (casi 39 kilómetros por hora) con dos motores propulsores, cada uno de 2.832 KW (3.850 CV), que reducen sus emisiones de óxido de nitrógeno a 2 gramos por KW y hora (certificado IMO TIER 3). Además, trata los gases de escape con tecnología SCR, convirtiéndolos en agua y nitrógeno, sin óxido.

Para no contaminar el medio marino, añaden desde Armón, esta nave tipo shadow cat, shadow boat o support yatch, limpia todas las aguas residuales que descarga al mar, además de tratar y almacenar a bordo todos los residuos sólidos que pueda generar.

Después de la botadura, el catamarán de lujo será amarrado en el puerto de Burela, donde permanecerá varias semanas más, para completar su construcción. La entrega a su propietario está programada para la próxima primavera.

Si lo bautizan como Wayfinder, confirmaría cuánto inspiran a algunas grandes fortunas del mundo épicas creaciones cinematográficas. Su predecesor, el Hodor, la nave auxiliar del Lonian de Lorenzo Fertitta, lleva el nombre de un personaje de Juego de Tronos. Además de un navegador de telefonía móvil,  «wayfinder», como su traducción indica, es un buscador de caminos, un artefacto tecnológico que en la mítica Star Wars permite navegar por tramos desafiantes del espacio.

Un megayate de lujo hecho en Burela escoltará a otro de una fortuna Forbes

La Voz

Estrictos contratos de confidencialidad preservan casi toda la información sobre otro espectacular catamarán de lujo que tocará mar por primera vez este jueves en A Mariña. De unos 67 metros de eslora y 14 de manga, es el segundo de este tipo que botará Astilleros Armón Burela. De esas gradas salió en marzo del 2019 el Hodor, el primer buque de apoyo a megayates construido en España y, en esa categoría, el primero del mundo con doble casco. Poco más que lo que se puede ver desde el exterior del astillero se sabe sobre una embarcación de la que se preserva hasta el nombre.

Seguir leyendo