Hay más problemas que la niebla cuando se circula por la A-8

La autovía del Cantábrico tiene una calzada deteriorada en algunos tramos de su recorrido por la provincia lucense


LUGO / LA VOZ

El automovilista que circula por la autovía del Cantábrico (A-8) nota que en el tramo negro -los 16 kilómetros que van del kilómetro 536 al 552, de Arroxo (Lourenzá) a A Xesta (Abadín)- hay una abundancia de señales. Las medidas que se indican al conductor en caso de escasa visibilidad, una circunstancia que a menudo obliga a cerrar ese tramo de la A-8, explican esa situación.

Lo que no se le indica al conductor con señales sino que se comprueba al circular es que la niebla no es el único contratiempo cuando se recorre la transcantábrica por A Mariña o por la Terra Chá. El firme está deteriorado en algunos tramos, y en alguna zona, además, se nota que se han realizado reparaciones: han sido retoques cuya necesidad en ciertos puntos se hace evidente.

Si se llega al puente de los Santos, que une Asturias y Galicia sobre la ría de Ribadeo, el firme tiene algunas deficiencias, que también se notan en algunos puntos más adelante, cuando la autovía sigue por el término municipal ribadense y continúa por el de Barreiros, Tras dejar atrás el municipio barreirense y casi todo el de Lourenzá, en el que el deterioro no presenta rasgos tan acusados como en el recorrido por el litoral, el tramo que va de Arroxo a A Xesta tampoco tiene esos desperfectos.

La situación cambia poco después de dejar atrás el acceso situado en ese punto del municipio abadinense. El firme, por ejemplo, tiene desperfectos cerca del acceso de Castromaior (Abadín) y en el tramo de Vilalba a Baamonde: se notan, por ejemplo, cerca de dos accesos del municipio vilalbés (el que comunica con el casco urbano por A Magdalena y el de Alba) y del de Pígara (Guitiriz).

Si se circula en sentido inverso, del interior hacia la costa, también hay desperfectos de Baamonde a Pígara y en algunos puntos próximos a los accesos de Castromaior y de A Xesta. Los carriles que van hacia la costa tienen, en el tramo a menudo cerrado por la niebla, más deterioro que los de sentido contrario. También se ven más problemas en el tramo comprendido entre A Devesa (Ribadeo) y el acceso al casco urbano ribadense que en sentido contrario, de igual modo que los carriles de sentido Asturias del puente de los Santos están más deteriorados que los usados para circular hacia Galicia.

Carlos Folgueira ultima el área de servicio que abrirá en Abadín

La apertura del área de servicio cercana a la autovía del Cantábrico (A-8) a su paso por Abadín está próxima. Si se cumplen las actuales previsiones, dentro de varias semanas se pondrá en funcionamiento el complejo, que tendrá gasolinera, cafetería y tienda de una cadena de supermercados. Las instalaciones se levantan junto al ramal de acceso a la A-8 de A Xesta y cerca de la N-634, y las promueve el mindoniense Carlos Folgueira, O Rei das Tartas.

En el largo tramo de la A-8 que va de las inmediaciones de Avilés a Baamonde, donde la autovía confluye con la A-6, no hay instalaciones de este tipo. En sendos municipios del occidente asturiano, de A Mariña y de Terra Chá (El Franco, Barreiros y Vilalba) hay terreno para esos usos, pero no se han construido complejos de ese tipo.

Paneles luminosos alertan de cortes que se suceden

Los problemas de falta de visibilidad en el entorno de O Fiouco siguen siendo frecuentes: durante los últimos días hubo varios cortes, igual que había ocurrido varias veces el mes pasado. El automovilista dispone ahora de más información sobre los cierres entre Arroxo (Lourenzá) y A Xesta (Abadín). Aunque circule a decenas de kilómetros de esa zona, en paneles luminosos se le advierte de que la A-8 está cortada por la presencia de niebla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hay más problemas que la niebla cuando se circula por la A-8