Andrea L. Chao, una maestra de Mondoñedo en el I Congreso de Mujeres de Cuba en 1923

La Voz

A MARIÑA

Fue profesora y directora del colegio del Centro Gallego de La Habana, de enseñanza primaria

06 may 2018 . Actualizado a las 11:23 h.

Andrea López Chao fue maestra de Lindín y Viloalle (Mondoñedo), profesora del Centro Gallego de La Habana y vicepresidenta de Hijas de Galicia, la poderosa asociación de mujeres emigrantes. De su importancia y trascendencia, baste decir que participó con una ponencia en el I Congreso de Mujeres de Cuba. En el año de 1923…

Cuando por estos pagos pesen más los hechos que los discursos, la razón gane a la emoción y los juicios no tengan en cuenta los prejuicios, su nombre figurará en la prehistoria y en la historia del feminismo. Y quedará, sin duda, en el propio feminismo.

Su figura está hoy en el olvido salvo honrosas excepciones como una reseña de Prudencio Viveiro en el Album de Mujeres del Consello da Cultura, que no la relaciona con Mondoñedo, y breves menciones en libros de Sonia Enjamio o González Pagés.

Pero ya el 27 de abril de 1898, El Regional -periódico de Lugo vinculado al Partido Republicano Federal- informaba que la Junta provincial de Instrucción Pública la había nombrado maestra interina de la escuela mixta de Lindín (Mondoñedo) con un sueldo anual de 450 pesetas.

Seis años después, el 3 de junio de 1904, El Norte de Galicia -dirigido por el mindoniense Emilio Tapia, luego presidente de la Diputación- relataba que «Andrea López Chao, maestra que ha sido de Viloalle, en Mondoñedo, fue nombrada directora del establecimiento de enseñanza Centro Gallego de La Habana. Ha ganado dicha plaza por oposición y goza de un sueldo de 75 pesos oro mensuales».

Allí ejerció como profesora y directora durante años. Y en una reunión de la directiva, el 22 de agosto de 1924, ella misma propuso que el plantel de enseñanza llevara el nombre de Concepción Arenal, la penalista y escritora gallega, por ser un claro símbolo de la lucha para resolver los problemas sociales de Galicia.

Viuda de Ares

El colegio del Centro Gallego ofrecía enseñanza primaria y clases nocturnas de Comercio, Taquigrafía, Corte y Costura, mantenía una Academia de Bellas Artes en la que, entre otros, aprendió a dibujar Laxeiro y una Academia de Música, con rango de Conservatorio Nacional, que dirigía el emigrante de Celeiro, López Carballés.

Entre los profesores destacaban el pedagogo Vicente Fráiz Andión, el escritor E. Núñez Sarmiento y numerosas mujeres como Andrea L. Chao o Elisa Losada, entre otras.