La subestación eléctrica de Ribadeo podrá dar servicio a 56.000 personas

Con su puesta en marcha el martes, Viesgo asegura que se acabarán los cortes de luz que sufre la villa

.

ribadeo / la voz

La subestación eléctrica de Ribadeo, construida en Piñeira, que se pondrá en marcha el próximo martes, tiene capacidad para proveer de electricidad a 56.000 personas operando a pleno rendimiento. Concebida en su día para abastecer a las miles de viviendas que se proyectaron en Barreiros y también a Ribadeo, el proyecto original de la subestación fue modificado desde su concepción inicial, en 2007, dimensionándola tras la crisis del urbanismo.

Con esta nueva infraestructura, Viesgo refuerza el suministro a los municipios de Ribadeo, Barreiros, A Pontenova y Trabada. Y se espera que con su puesta en marcha se acabe con los cortes en el suministro y los más habituales microcortes que sufre Ribadeo, que en la actualidad se abastece desde la subestación eléctrica de Foz y, parte del casco urbano desde Asturias. En ello incidía días atrás el alcalde ribadense, Fernando Suárez: «Sempre que hai apagóns e microcortes de luz, cada vez que eu chamo á compañía eléctrica para ver qué é o que pasa, sempre me din: alcalde cando a subestación estea en funcionamento, eses problemas desaparecerán. Confiamos polo tanto en que así vai ser, e que Ribadeo poida ter unha autonomía enerxética como debeu ter».

El martes se culminará un largo proceso que se inició cuando Sepes advirtió de que el suministro eléctrico existente debía ser reforzado para atender las previsible demanda del polígono industrial de Ribadeo. Así se inició una negociación de Concello, Sepes, Xunta y Begasa (la compañía eléctrica original), que culminó con la firma de un acuerdo para financiar la subestación.

El 31 de julio del 2008 el entonces conselleiro de Industria, Fernando Blanco, visitaba Ribadeo para firmar con responsables de Begasa, Sepes -que ejecutó el polígono- y el alcalde ribadense, el convenio para hacer la subestación. Entonces se dijo que en tres años debía estar concluida, pero no ha sido así hasta 2018, entre otras cuestiones por un pleito que presentó en su día la comunidad de montes de Piñeira.

Al respecto, Viesgo manifestó ayer: «La construcción de la nueva subestación se inició en junio de 2017 y, en solo seis meses, obtuvo el acta de puesta en marcha; un tiempo de construcción récord que ha permitido adelantar su inauguración cuatro meses respecto a la previsión original del proyecto».

El presidente de Viesgo y el conselleiro de Industria, en el acto inaugural

En los diez años transcurridos desde que se firmó el convenio para construir la subestación se modificaron sus características y la cuantía de la inversión. En noviembre de 2012 la Xunta aprobaba la incidencia supramunicipal de un proyecto con un presupuesto de 3,6 millones de euros, el 60% de lo que se había acordado inicialmente por las partes.

Ayer, en un comunicado de prensa, Viesgo elevó la cuantía total de la inversión a 8,8 millones, incluyendo las líneas eléctricas. Y aclaró que la nueva subestación de Ribadeo cuenta con una potencia instalada de 80 megavoltamperios (MVA) a través de sus dos transformadores, lo que implica una capacidad para dar suministro eléctrico a 56.000 personas a pleno rendimiento.

Al acto inaugural del martes asistirán Miguel Antoñanzas, presidente de Viesgo; Francisco Conde, conselleiro de Economía, Emprego e Industria de la Xunta; Ángel Bernardo, director Xeral de Enerxía e Minas, adscrito a la misma consellería y, entre otros, Fernando Suárez, alcalde de Ribadeo.

El 100% de Begasa

Viesgo es, con 735.000 clientes, la quinta compañía energética de España. En el año 2015 se hizo con el 100% de Begasa.

Votación
2 votos
Comentarios

La subestación eléctrica de Ribadeo podrá dar servicio a 56.000 personas