Publicidad
Publicidad
Publicidad
Martes , 22 Noviembre 2016
Publicidad

Temas Afganistán

Dice que no es ambicioso pero sí comprometido, y que su zona de confort es la interpretación. Este actor tranquilo, cuando se pone, se vuelve dinamita. Su truco, controlarlo todo sin que parezca que está controlado. «No soy ni un ángel ni un demonio», afirma

Publicidad

Estrena «Zona hostil», película bélica que ha contado con la colaboración del Ejército de Tierra

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

La Voz al minuto

Publicidad

Lo más visto

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad