«A Chocolateira» cumple 110 años

El lucense José Reigosa plasma en un documental la vida del ferrocarril Vilaodrid-Ribadeo

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
El tren circulando sobre el viaducto de Rego da Viña. josé fernández cancio

El 3 de mayo de 1903 se estrenó el tren Vilaodrid-Ribadeo. Fue concebido para llevar mineral desde A Pontenova a un cargadero marítimo cercano a la villa ribadense, pero también acabó transportando viajeros desde 1905. El lucense José Reigosa elaboró un documental, de algo más de 50 minutos, sobre la vida de este ferrocarril. Más de una veintena de personas que tuvieron que ver con él cuentan deliciosas historias del tren, que en la zona lo llegaron a bautizar como «A Chocolateira» por el característico ruido que emitían sus locomotoras. Ese es el título de la cinta.

El trabajo de Reigosa resulta indispensable para todos los amantes del ferrocarril. El director y guionista explicó que contar audiovisualmente la historia de este convoy lucense era una espina que tenía clavada. «De neno, o tren era algo que sempre me chamaba a atención aínda que só o coñecía por debuxos. Logo acabou pasando por diante da casa na que nacín, en Barreiros, a liña do FEVE», indicó el autor de «A Chocolateira».

El rodaje del documental se prolongó más tiempo del que esperaba. Lo planteaba para 6 días y, finalmente, fueron casi veinte. Comenzó el 15 de agosto del año pasado y acabó el montaje el pasado mes de abril. Trabajaron en el rodaje media docena de personas. El documental, financiado en parte por la Diputación Provincial, se presentó en Lugo y Ribadeo y el día 10 será estrenado en Barreiros. Posteriormente será exhibido en San Tirso de Abres y en A Pontenova.

Para la elaboración de los 50 minutos de película, Reigosa tuvo que llevar a cabo una amplia labor de documentación y producción. «Recorrín moitas casas en busca de material tanto fotográfico como doutro tipo. José Fernández Cancio, fotógrafo de Ribadeo, xa desaparecido, tiña un arquivo extenso. A familia cedeumo en parte, algo que agradezo moito», explicó.

El documental exhibe una grabación original que efectuaron unos ingleses y en la cual puede verse en circulación el tren. Según el autor de «A Chocolateira», estaba incluida dentro de una grabación de ferrocarriles de vía estrecha en España.

«Incluso chegamos a localizar outra grabación que está en Arxentina. Lamentablemente non deu chegado para poder incluila dentro do documental», apuntó el director, uno de cuyos últimos trabajos públicos fue una colección de fotos de conocidos personajes lucenses en la muralla.

El autor del documental destacó la colaboración prestada por Luis Sanjurjo que llegó a preparar una maqueta a gran escala del tren, entre otras razones porque su padre trabajó en el mismo. Reigosa recordó el especial interés dispensado por este hombre que falleció mes y medio después de participar en el rodaje.

En el documental, Ángel Prieto Souto, presidente de una asociación vecinal de San Tirso de Abres, ofrece multitud de detalles históricos sobre el tren y de los hornos de la zona.

Crónica el único convoy minero que funcionó en galicia