Ada Lovelace diseña en Google un doodle mediante su lenguaje de programación

Ada Lovelace cumpliría hoy 197 años. La hija de Lord Byron fue una matemática precursora de la informática gracias a sus estudios sobre la máquina de Babbage

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Ada Lovelace será recordada por ser la visionaria capaz de intuir las posibilidades de la máquina analítica de Charles Babbage.

Ada Lovelace fue toda una pionera en su época. Hija de Lord Byron, poeta de la literatura inglesa y símbolo del romanticismo, la visionaria estudió matemáticas y ciencias, y desarrolló, valiéndose de su formación, una serie de instrucciones que permitían hacer cálculos en una versión inicial y alejada de lo que hoy conocemos como ordenador. Las aportaciones de Ada Lovelace al campo de la informática permitieron a científicos posteriores, como el inglés Alan Turing, continuar investigaciones de ese tipo hasta llegar a ser considerado como el precursor de la ciencia de la computación.

Ada Augusta Byron -este es su verdadero nombre- nació el 10 de diciembre de 1815 en Piccadilly, Londres. Hija de Lord Byron y Annabella Milbanke (la princesa de los paralelogramos, según la llamaba Byron), no llegó a conocer a su padre, que abandonó Inglaterra cuando ella apenas contaba dos meses de edad tras de divorciarse de su madre. Lord Byron escribía a su única hija legítima a menudo y la homenajeaba en sus continuas obras poéticas: no es extraño encontrar el nombre de Ada entre las heroínas de las obras del escritor, algo que continuó así hasta su muerte por malaria en Grecia (adonde el poeta había acudido a colaborar con la revolución nacionalista) cuando ella tenía solo ocho años de edad.

A los veinte años Ada Lovelace se casó con William King, octavo barón de King y que más tarde fue nombrado Conde de Lovelace. Desde entonces su nombre de casada pasó a aser Lady Augusta Bryon King, Condesa de Lovelace. Nace de ahí su denominación moderna Lady Ada Lovelace. La llegada de sus tres hijos le impidió continuar con sus estudios. Tuvo tres: Bryon Noel Byron, Annabella y Ralph Gordon.

Gracias a una mente privilegiada y a su curiosidad por las matemáticas, Ada Lovelace fue capaz de deducir y prever la capacidad de los ordenadores para ir más allá de los simples cálculos de números. Han sido varias las mujeres que han realizado aportaciones a la informática, pero sólo Ada Lovelace ha conseguido que un lenguaje de programación lleve su nombre. Su trabajo en este campo es reconocido y valorado en el mundo informático hasta el punto de que el Centro Informático de San Diego y el Museo de la Historia de los Ordenadores le han dado a Ada Lovelace un sitio entre sus personalidades.

Ada Lovelace murió de cáncer el 27 de noviembre de 1852 a los 36 años de edad y fue enterrada, a petición suya, al lado de su padre en la Iglesia de Santa María Magdalena en Hucknall, Nottingham.

Completa formación científica

Intentando eliminar cualquier inclinación de Ada hacia la literatura, Lady Byron educó a la niña en el mundo científico. Así, desde bien pequeña, Ada Lovelace estuvo rodeada de los mejores profesores. Le le proporcionaron una completa formación científica, muy superior a lo que se espera de una mujer de la época.

Ada Lovelace recibió clases particulares de matemáticas y ciencias, sobre todo de la rama de Astronomía, contando entre sus tutores con el prestigioso Augustus de Morgan, el primer profesor de matemáticas de la Universidad de Londres, o Mary Sommerville, una brillante matemática que acababa de publicar un libro sobre mecánica celeste y que acabó convirtiéndose en su ejemplo a seguir.

En 1833, cuando ya había sido presentada en sociedad y gracias a su protectora Mary Somerville, Ada Lovelace conoció a Charles Babbage. Semanas después de este primer encuentro, Ada visitó con su madre al inventor y matemático en su casa, donde éste les mostró la parte ya construida de su máquina diferencial.

Babbage, que desde 1828 ocupaba la cátedra Lucasiana de Matemáticas de la Universidad de Cambridge (la misma que había ocupado Newton), diseñó su máquina para que generara tablas matemáticas automatizando los pasos «mecánicos» de los cálculos. Algo así como el antepasado de los ordenadores actuales. Y a partir de ahí comenzó una intensa correspondencia entre ambos.

Por su formación, su experiencia infantil en el diseño de una máquina propia -a los doce años quiso construir una máquina voladora inspirada por los experimentos de la época-, y por sus habituales visitas a fábricas y talleres, Ada Lovelace pudo entender el funcionamiento de la máquina.

Dos años más tarde, el 8 de julio de 1835, se casó con William King, octavo barón de King, nombrado más tarde Conde de Lovelace y once años mayor que ella. Al contraer matrimonio Ada se convirtió en la Condesa de Lovelace, y a partir de entonces pasaría a la posteridad como Lady Ada Lovelace. Pero a pesar del matrimonio -que tuvo tres hijos-, su carrera no se truncó.

Una asistente visionaria

Babbage había queda tan impresionado por las capacidades de Ada Lovelace que en 1842 requirió de sus servicios. Se había publicado en francés un trabajo sobre la máquina analítica y Babbage quería que ésta lo tradujera al inglés y lo ampliara con anotaciones propias. Estas notas, cuya extensión triplicaba la del trabajo que había traducido, resultaron contener lo que se considera en la actualidad como los primeros programas informáticos.

Entre otras cosas, Ada Lovelace describió un algoritmo para calcular los números de Bernoulli en la máquina analítica que es considerado el primer algoritmo adaptado específicamente para una «computadora», hecho por el que Ada Lovelace es considerada como la primera programadora de la historia. También sugirió la utilización de tarjetas perforadas para introducir instrucciones en la máquina analítica.

Ada Lovelace falleció a los treinta y seis años -casi a la misma edad que su padre- el 27 de noviembre de 1852, debido a un cáncer uterino y probablemente por las complicaciones derivadas de las sangrías realizadas por sus médicos.

A pesar de que son muchas las mujeres que han realizado grandes aportaciones a la informática, solo Ada Lovelace cuenta con un lenguaje de programación que lleve su nombre. En 1979 el Departamento de Defensa de los Estados Unidos creó un lenguaje de programación basado en Pascal en su honor llamado lenguaje de programación Ada.

Ada Lovelace tiene también un día propio en el calendario: el 16 de octubre. El día de Ada Lovelace rinde homenaje a todas aquellas mujeres del ámbito internacional que han contribuido con esfuerzo y pocas alabanzas en el campo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

DoodleLos Doodle son literalmente «garabatos», dibujos, logos animados, vídeos... empleados por Google para celebrar acontecimientos u homenajear a personajes relevantes.Google seguirá «sorprendiendo con los doodles», según afirmó hace unos días Mike Dutton, miembro del equipo doodler.Los doodles son los modificaciones del logo de Google con ocasión de aniversarios, días conmemorativos o fechas históricas señaladas a través de ilustraciones o vídeos. El primero de estos vídeos fue el dedicado al 70 aniversario del nacimiento de John Lennon.Son motivo de homenaje por Google desde artistas, como es el caso de Keith Haring, científicos como Ramón y Cajal o el aniversario de «La Pepa». Antes de estos, también tuvieron su homenaje en Google el creador de la guitarra Les Paul por su 96º aniversario, el 60º aniversario de la publicación de la primera obra del clásico de ciencia ficción Stanislaw Lem, el 176 aniversario del nacimiento de Mark Twain a través de Tom Sawyer, el cumpleaños de Freddie Mercury con su Don´t stop me now, Borges contemplando su extenso mundo narrativo o el matemático francés Pierre Fermat con una ilustración de su último teorema.En el siguiente vídeo se puede ver una recopilación hecha por Google de alguno de sus «garabatos» animados más célebres:La idea del Doodle surgió en el año 1998 antes de que se constituyese la empresa, cuando Larry y Sergey, los fundadores de Google, jugaron con su logo corporativo para confirmar su asistencia al Burning Man festival. El resultado fue el primero de más de mil doodles, de los que el último por ahora es el dedicado al genial grafitero Keith Haring.Otros de los últimos doodle que tuvieron más repercusión fueron su felicitación del día de Navidad o su vídeo de dibujos animados para celebrar el día de San Valentín.

Más información:

Peter Carl Fabergé decora con sus Huevos Imperiales las cinco letras de Google

Robert Moog ameniza las búsquedas de Google con su sintetizador

Howard Carter se reencuentra con la tumba de Tutankamón en Google

Keith Haring: el doodle pop y callejero de Google

Google se rinde a Ramón y Cajal

Gideon Sundback abre la cremallera de Google

Robert Doisneau y Google se besan en el doodle

Eadweard Muybridge, el hombre que retrataba a los caballos, homenajeado en el doodle de Google

Ludwig Mies Van der Rohe construye el doodle de Google

Juan Gris, el artista cubista, protagonista en el doodle de Google

Ya es primavera en Google

Google celebra el aniversario de «La Pepa»

Akira Yoshizawa pliega las letras de Google

El Día de la Mujer colorea las letras de Google

La Biblioteca Nacional de España sopla 300 velas en Google

Heinrich Rudolf Hertz propaga sus ondas por Google

Luis Coloma inventa el Ratoncito Pérez entre las letras de Google

Charles Addams y su tenebrosa familia, en el doodle de Google

«Let it snow», la Navidad llega a Google

Mark Twain y su Tom Sawyer pintan en una valla las letras de Google

Stanislaw Lem ve homenajeado por Google su mundo cibernético y utópico

Do a barrel roll: Google da un giro de 360 grados

Freddie Mercury se marca un doodle musical en Google

Jorge Luis Borges y su cuento póstumo en la portada de Google

Pierre de Fermat, el matemático francés, inmortalizado por Google

«Lunar eclipse» imita el fenómeno astronómico en Google

Les Paul convierte Google en una guitarra

John Lennon imaginaría con este doodle el logo de Google

Agatha Christie escribe un crimen en Google

Google celebra la victoria de «La Roja» en el Mundial de Sudáfrica

Frida Kahlo dibuja un autorretrato en Google

Más información

 

Ada Lovelace, pintada por Margaret Carpenter
Ada Lovelace, pintada por Margaret Carpenter