Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

«El hombre tuvo que despistarse», dice un ciclista de A Guarda hospitalizado

Cuatro heridos graves siguen en la uci mientras que otros tres evolucionan mejor

vigo / la voz, 14 de marzo de 2016. Actualizado a las 13:30 h. 5

0
0
0
0

Tres ciclistas heridos muy graves y otro algo menos grave en el accidente de A Guarda siguen hospitalizados en la uci del Hospital Álvaro Cunqueiro. En el siniestro ocurrido el sábado, un octogenario arrolló a un pelotón de 20 amigos ciclistas, mató a José Antonio Casas Pérez, del Miñor Bike, y dejó heridos a otros siete.

Los otros tres lesionados seguían ayer internados en el Hospital Povisa para ser tratados de fracturas. Uno de los contusionados, Miguel Alonso Fernández, concejal del PP en Nigrán, dijo ayer desde su habitación en Povisa que la única explicación que le ve al accidente es que, en referencia al conductor que causó la tragedia, «el hombre tuvo que despistarse, íbamos por una recta, no era como para arrollarnos».

Considera que el mayor peligro de la zona donde ocurrió el accidente está en la mediana de hormigón del arcén que separa al carril bici del asfalto. «Esa medianera es fatal, si estuviese señalizada sería mejor, y que se pudiese entrar y salir si ves venir más ciclistas de frente. Si vamos 20 o 30 personas rápido, la medianera se convierte en un peligro», dice. Recomienda que se tomen medidas para evitar más tragedias como la que tuvo que vivir.

Alonso, en su segundo día de hospitalización, se sentía ayer «mucho mejor, puedo mover las piernas. Mis cuatro compañeros siguen la uci y aún están mal, aunque no conozco mucho más». El ciclista lesionado cuenta: «No me enteré de lo que pasó, desperté en el suelo, no sé ni cuando fue. Abrí los ojos y vi que aquello era un desastre, estaba todo roto y comprendí que había habido un accidente, no sabía si había pasado un coche o un camión». Añade que por esa zona suele ir «muchas veces».

Entre el sábado y el domingo los lesionados de Povisa recibieron la visita de diversas autoridades como el conselleiro de Sanidade, Vázquez Almuíña, o el presidente de la Federación Galega de Ciclismo, organismo que colocó un lazo negro en señal de luto.

También guardó un minuto de silencio el Concello de Tui en señal de consternación y apoyo a las familias cuando inició ayer la carrera Transgalicia de BTT. Acordaron no suspender la prueba en señal de homenaje a los accidentados. La asociación de víctimas de accidentes de tráfico Dia denunció ayer el «desprecio» de algunos conductores de vehículos hacia los ciclistas, según Efe.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 3