El grupo venezolano Banesco compra Novagalicia por 1.003 millones de euros

La operación, según informa el FROB, no incluye la concesión de ayudas adicionales a las ofrecidas inicialmente

a.El presidente de Banesco entrando con su hijo a la sede del grupo en Madrid
El presidente de Banesco entrando con su hijo a la sede del grupo en Madrid

La Voz | Agencias 19/12/2013 00:45 h

El grupo venezolano Banesco es el nuevo dueño de Novagalicia Banco. El Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) ha confirmado que la venta se ha cerrado por 1.003 millones de euros, 400 millones que pagará cuando se formalice la operación y otros 603 que abonará en plazos hasta el 2018.

Banesco ha resultado el adjudicatario por el FROB, sin necesidad de segunda ronda, tras ofrecer esta cantidad y no reclamar un esquema de protección de activos ni garantías públicas sobre posibles pérdidas que puedan aflorar. En el precio se tienen en cuenta además la venta de las dos carteras de créditos fallidos. Según informa el FROB en un escueto comunicado, el contrato no incluye la concesión de ayudas adicionales a las ofrecidas inicialmente y la operación queda condicionada ahora únicamente al dictamen de Bruselas.

El FROB había anunciado que, para no ir a una segunda vuelta, la puja ganadora tenía que ser superior en 200 millones de euros a la segunda y representar un 50% más. Sin embargo no se han conseguido los 1.400 millones de euros que el FROB esperaba y el Estado ha perdido finalmente 8.000 millones de euros, ya que inyectó 9.050 millones para sanear Novagalicia. Esos 8.000 millones de euros perdidos tendrán que computarse en el déficit público.

Banesco, que realiza la compra a través del Banco Etchevarría, se hará con el 88,3 % de Novagalicia, un 63 % en manos del Estado y un 15 % más del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que compró títulos a pequeños inversores de las antiguas cajas. Esta nueva inversión del grupo venezolano en Galicia se produce precisamente un año después de que Banesco se hiciese con el Etcheverría.

«Apegada a los intereses de Galicia»

El presidente del grupo Banesco, Juan Carlos Escotet, ha trasladado a través de su cuenta en Twitter su «compromiso de mantener una entidad apegada a los intereses de la región y de sus trabajadores». Escotet ha publicado tres mensajes en los que reafirma ese compromiso y felicita a las autoridades que dirigieron el proceso de subasta «por su transparencia». Además, también se dirige al equipo que lo ha acompañado «hasta llegar a feliz término en la subasta» de la entidad gallega, heredera de las antiguas cajas de ahorros de la comunidad.

El grupo venezolano anunció hace dos semanas que su propuesta incluiría un incremento del crédito, y un mantenimiento de los puestos de trabajo, algo lógico teniendo en cuenta que apenas hay solapamiento entre el Etcheverría y Novagalicia, que suman actualmente unas 700 oficinas en España y 2 millones de clientes en Galicia. Poco después de que el FROB hiciese pública la adjudicación de NCG, el grupo venezolano ha asegura que mantendrá la mayoría de las oficinas de la red de Novagalicia en Galicia y a mantener la gestión, la sede y la obra social en Galicia, así como el empleo.

Banesco también llegó a pujar, tras hacerse con el Etcheverría, por Banco Gallego, finalmente adjudicado al Sabadell. Además de su crecimiento en España, el Etcheverría, también ha iniciado su expansión internacional con oficinas de representación en Venezuela, Panamá, México, Brasil y Argentina precisamente para captar negocio de particulares y empresas gallegas, pero también asturianas y canarias, en la colonia española de esos países.

El grupo Banesco, presidido por el magnate venezolano Juan Carlos Escotet,, cuenta con 7,2 millones de clientes, 14.869 empleados y 621 oficinas en las 14 entidades que posee en ocho países. Su último balance anual fue superior a los 35.000 millones de dólares.

«Optimismo» de NCG y diferencias políticas

El director general de Novagalicia Banco, Juan Díaz Arnau, ha afirmado que los responsables de la entidad son «optimistas» al respecto del mantenimiento del empleo y la red de oficinas después de su adjudicación a Banesco, «la mejor oferta».«El proyecto es algo que tendrá que sacar adelante el nuevo propietario», pero ha agregado: «Nosotros somos optimistas». «Los empleados, en este momento, pueden estar contentos, y los clientes tranquilos de que Novagalicia seguirá dando un servicio de calidad», ha concluido el director general de Novagalicia.

Alberto Núñez Feijoo esperó a la confirmación oficial para hacer su valoración. El presidente de la Xunta entiende que la victoria de Banesco en la puja es una buena noticia tanto para las arcas del Estado («para os contribuíntes») como para los intereses de Galicia. Feijoo cree que la compra de NCG por parte de Banesco garantiza mejor que cualquiera de las otras cinco opciones la fluidez del crédito a familias y empresas gallegas, la obra social de las antiguas cajas, el empleo y la permanencia aquí de los centros de decisión del banco,

El portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez, ha pedido explicaciones por la venta de Novagalicia, que supondrá que el Estado «va a perder más de ocho mil millones». Por su parte, Xosé Manuel Beiras, portavoz de AGE, ha catalogado la operación como un «expolio» y ha confiado en que haya un «castigo» por parte de los ahorradores. Desde el BNG, Francisco Jorquera ha considerado que la venta de Novagalicia Banco a Banesco constituye una nueva «estafa» para los contribuyentes y, por ello, cree «necesario» que atúe la Fiscalía Anticorrupción, como solicitó hace unos días el portavoz de su formación Xavier Vence.

Los sindicatos, prudentes

Los representantes sindicales en Novagalicia Banco han optado por la prudencia a la hora de valorar la compra por el venezolano Banesco hasta que presente un plan de negocio para la entidad financiera, y si bien unos han considerado en un principio buena la venta, otros la han rechazado.

Para CCOO, «si esa es la realidad nos parece muy bien» porque los técnicos «habrán analizado un proyecto viable». En todo caso, ha dicho Luis Mariño, «vamos a pecar de prudentes y esperemos a noticias oficiales a ver realmente lo que nos ponen encima de la mesa». «Si todo apunta a esto nosotros sí estaremos por la labor», ha resumido. Por su parte, UGT ha señalado que ahora «hace falta saber qué quieren hacer aquí porque lo desconocemos», ha indicado José Ramón del Pliego en relación al plan de Banesco sobre Novagalicia Banco, en el que «no debería haber grandes conflictos de plantilla».

Desde el punto de vista de la CIG, con esta operación «se consolida la desaparición del sistema financiero gallego que se ha regalado a los venezolanos» y, además, en palabras de Clodomiro Montero, con ella el Gobierno «acaba de coger el equivalente al presupuesto de la Xunta para 2014 y lo ha tirado al cubo de la basura». Por parte de CSICA, Carlos Peso ha considerado que en principio es una «buena noticia» en sintonía con lo que han exigido desde este sindicato hasta ahora, que es garantizar el empleo en Novagalicia Banco. Ahora habrá un «interlocutor válido al otro lado de la mesa con el que podamos negociar y consensuar lo que proceda», ha continuado Peso.

En cuanto a CGT, Javier Mera ha afirmado que se desconoce el proyecto de Banesco y que por ello es «difícil» de valorar, aunque hay algo que «puede tener de bueno, y es que como no tienen oficinas pueden seguir con el plan establecido». «En principio la garantía del empleo se puede ver mejor que con un banco nacional», ha sostenido Mera, quien no obstante ha apostado por la prudencia «mientras no haya contactos y hasta ver lo que pretenden».

Votación
147 votos