Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Diez canciones por las que David Bowie será inmortal

El artista británico falleció este lunes. Fue único hasta en la forma de morir, anunciada unos días antes con la publicación de su último disco

La Voz, 12 de enero de 2016. Actualizado a las 07:47 h. 33

Ampliar imagen

David Bowie había cumplido 69 años el pasado viernes 8 de enero.

0
0
0
0

Resulta casi imposible seleccionar diez canciones de un artista tan genial y prolífico como David Bowie, que falleció este domingo tras año y medio de batalla contra el cáncer. Como se suele decir en estos casos, es posible que falten algunas, sin embargo, sí son todas las que están en esta lista.

«Space Oddity»

Su primer gran éxito llega en el año 1969, coincidiendo con el alunizaje del Apolo 11. La BBC la empleó como banda sonora para la retransmisión de este evento mundial. En esta psicodélica canción narra la aventura espacial del Major Tom, que pierde contacto con la Tierra.

«The Man Who Sold the World»

El tercer álbum de estudio (1970) da nombre también a uno de sus temas más populares. La crisis de identidad y autoestima que padecía el artista por aquella etapa se vio reflejada en este tema que dos décadas más tarde fue versionada por Nirvana.

«Changes»

Es una de sus canciones más famosas. Abre el disco Hunky Dory, lanzado en 1971. Uno de sus grandes himnos que logró traspasar todas las barreras. Aparece en Los Simpsons (tarareada por el mismo Homer), Shrek o Dexter. Para la revista Rolling Stone, el mensaje que envía puede interpretarse «como un relato de un joven tratando de contar cómo van a reaccionar las nuevas generaciones cuando escuchen sus obras».

«Life on Mars?»

Del mismo disco que la anterior, según el propio Bowie se trata de una canción de amor. Esta obra tiene su origen en 1968, con Even a Fool Learns to Love (Hasta un idiota es capaz de amar), una adaptación al inglés de una canción popular francesa. Paul Anka se hizo con los derechos y la popularizó Frank Sinatra. Life on Mars? es una parodia de la versión del estadounidense, quien aparece en los créditos del disco. Canción «inspired by Frankie».

«Starman»

Otro de sus temas más populares es la cuarta pista de la cara A del álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (Ascenso y la caída de Ziggy Stardust y las arañas de Marte), uno de los grandes iconos del glam rock en el que cuenta la historia de un extraterrestre bisexual llamado Ziggy Stardust, primer alter ego del artista británico en su carrera. En Starman, Ziggy Stardust promete a los jóvenes por radio la salvación, ya que en el primer tema del disco (Five Years) se anunciaba la destrucción de la Tierra.

«Rebel Rebel»

En 1974 David Bowie publicó Diamond Dogs. Rebel Rebel arranca con una madre insegura sobre si su hijo es chico o chica. Uno de los temas más rockeros en la carrera del artista.

«Heroes»

Es el gran himno de David Bowie. Publicado en 1977, da también título al disco. El artista británico se retiraba a vivir a Berlín en busca de una desintoxicación de la cocaína. Escrita a cuatro manos junto a Brian Eno. «Es hermosa, pero muy triste a la vez. Podemos ser héroes y todo, pero siempre sabremos que nos falta algo, que algo hemos perdido...", decía el ex Roxy Music en una entrevista.

«Under Pressure»

A principios de los años 80 ve la luz Under Pressure (Bajo presión), fruto de la colaboración de David Bowie con la banda británica Queen. Es la más famosa. Otras grandes colaboraciones, como con Mick Jagger o Arcade Fire, jamás alcanzaron tanto éxito.

«China Girl»

El quinto tema del álbum Let's Dance (1983) fue escrito junto a Iggy Pop. Existen dudas sobre si la canción trata sobre una relación de La Iguana con una mujer vietnamita o sobre el mundo de las drogas. O de las dos cosas a la vez.

«Lazarus»

Apenas unos días antes de su muerte, Bowie publicaba su vigésimo sexto disco Blackstar, en lo que era toda una declaración de intenciones. «Estoy en el Cielo», dice en su single Lazarus (el personaje bíblico resucitado por Jesús, según el Nuevo Testamento). En su videoclip el artista yace en una cama de hospital con una venda en los ojos. Sobre ella, dos pequeñas monedas. En la Grecia clásica a los muertos se les enterraba o quemaba con una monedas sobre cada ojo o bajo la lengua para que Caronte, el remero del Hades (el inframundo griego), cobrase el peaje por trasportarlos por las riberas del río Aqueronte. A los que no llevaban dinero, les hacía esperar cien años antes del traslado.  

Publicidad

Comentarios 1