Obama llama a Zapatero y le pide que tome medidas «contundentes»

Le mostró el apoyo de Estados Unidos a los esfuerzos de España para recuperar la confianza del mercado

madrid/washington/ agencias.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo ayer una conversación telefónica con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en calidad de presidente de turno de la Unión Europea, para intercambiar impresiones sobre la situación económica del Viejo Continente. Durante la charla, hablaron también de la importancia de que España adopte «acciones contundentes como parte de los esfuerzos de Europa para fortalecer su economía y recuperar la confianza del mercado», precisó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs

En un comunicado, la Casa Blanca indicó que la conversación telefónica forma parte de una serie de consultas de Obama con aliados «cercanos» acerca de la situación económica global. Obama «expresó el apoyo de EE.UU. a estos esfuerzos [de España para fortalecer su economía]», subraya el comunicado.

En su rueda de prensa ayer, el portavoz recordó que a lo largo de las últimas semanas, el presidente y su equipo económico han supervisado la situación en Europa y han estado en contacto con diversos líderes en el continente para «alentar a los países a tomar los pasos necesarios», de modo que se evite que «se vea frenada la recuperación que ha comenzado». Así, a lo largo del fin de semana el presidente estadounidense habló en dos ocasiones con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para abordar el plan aprobado por los ministros de Finanzas de los 27 este domingo por valor de 750.000 millones de euros contra los especuladores.

Zapatero pedirá «un esfuerzo nacional y equitativo» para superar la crisis económica durante su comparecencia hoy en en el Congreso, según explicó ayer el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso. El presidente del Gobierno acudirá a la Cámara baja a detallar cómo piensa realizar la reducción adicional del déficit anunciada por la ministra de Economía, Elena Salgado, en su último viaje a Bruselas, con la que espera ahorrar 15.000 millones de euros más entre el 2010 y el 2011. La vicepresidenta económica avanzó que el grueso del ajuste se realizará mediante recortes de gastos y defendió su aplicación por la necesidad de estabilizar los mercados para reducir el coste de las emisiones de deuda.

Por la vía del gasto

Salgado no quiso ir más allá. «El ajuste se hará fundamentalmente por la vía del gasto; el presidente va a anunciar mañana medidas de ajuste del gasto público», aseguró la responsable de Economía, en línea con lo avanzado el lunes por su número dos en Hacienda, Carlos Ocaña. La frontera a la hora de aplicar el tijeretazo, según detalló este, será la protección a los parados.

La vicepresidenta sí confirmó que para este nuevo recorte será fundamental la colaboración de todas las Administraciones. Aseveración que lleva implícito que los Gobiernos autonómicos también tendrán que asumir su parte del ahorro. «Es un esfuerzo que tenemos que hacer entre todos, porque el porcentaje del gasto del Estado es mucho menor que el de las comunidades autónomas», afirmó. En ese sentido, avanzó que convocará al Consejo de Política Fiscal y Financiera para debatir cómo corregir el déficit de las regiones.

Salgado está convencida de que las nuevas medidas implican «un ajuste importante».

Votación
8 votos
Etiquetas
Angela Merkel Barack Obama Crisis económica Elena Salgado Nicolás Sarkozy Unión Europea José Luis Rodríguez Zapatero EE.UU. Bruselas Crisis financiera Consejo de Política Fiscal y Financiera Casa Blanca