Quinín ya está hecho un «Quinón»

El célebre cerdo de Dumbría, indultado en el 2008 gracias a una campaña, vive en Carral a cuerpo de rey

.

carballo 27/01/2017 07:59 h

Quinín, el célebre cerdo que nació en Dumbría a finales del 2007 (este año cumplirá diez), continúa con su vida rutinaria en la finca de Carral en la que vive. A menudo recibe visitantes (incluso en Google Maps existe un hito que señala el lugar como Finca do Porco Quinín. Qunin’s Yard), y gente que acude a dejarle comida. La finca, cubierta por una línea de alta tensión y separada de una carretera provincial por un muro de media altura, facilita que se puedan seguir las evoluciones del solitario gorrino, del que impresionan sobre todo sus descomunales medidas, con un lomo más grande que la grupa de algunos caballos. Atiende si le llaman por su nombre, aunque probablemente lo haga con cualquier otro para matar el aburrimiento de tantas horas dedicadas solo a comer y dormir. Y todo ello, porque un vecino se apiadó de él a finales del 2008 y evitó que sucumbiese al San Martiño. Le conmovieron sus cualidades caninas: obediente al amo, inteligente a las órdenes, juguetón mientras paseaba por los caminos dumbrieses en compañía de la perra Tila. Lo compraron en la feria de Senande de Muxía, y acabará sus días en Carral.

Votación
13 votos
Comentarios