Denuncian una plantación de maíz en enormes mámoas de Friol

Concello y Xunta estudian una posible agresión a la necrópolis de Narla


El historiador Xabier Moure acaba de poner en conocimiento de Patrimonio y del Concello de Friol un posible atentado contra patrimonio megalítico. Durante un visita al conjunto de mámoas que conforman la necrópolis de Narla se encontró con una desagradable sorpresa. La conocida como Medorra Aberta, una de las más grandes de Galicia, sufrió una alteración: «Hai poucos meses, o impresionante túmulo destacaba, xa dende lonxe, na paisaxe, apreciándose perfectamente o enorme casquete semiesférico. Mais nesta ocasión, nin de lonxe nin de cerca xa que o terreo onde se atopa foi plantado de millo, mámoa incluída. Outra mámoa situada non moi lonxe desta, duns 30 metros de diámetro, correu a mesma sorte. Ambas as dúas foron fendidas polo arado para plantar o millo», señaló el historiador lucense.

Moure señala que este hecho no tiene justificación por parte de los responsables de la plantación: «Non hai escusa posible xa que tanto a Medorra do Monteirón como a Medorra Aberta teñen uns paneis onde se informa da existencia da necrópole mesmo ao lado».

Moure señala que en el año 2009, el Concello de Friol, según se puede leer en los citados paneles explicativos, inició los trámites para que la Xunta declarase esas mámoas como Ben de Interesa Cultural. Tanto el Concello, que ya envió un técnico para levantar un informe sobre la situación, como la Xunta están al corriente de los hechos.

Xabier Moure destaca que la necrópolis está formada por 15 mámoas, dos de ellas sin inventariar. Las mámoas de Monteirón, que se encuentra llena de maleza y con árboles plantados sobre el túmulo, y la de Aberta, donde se hizo la plantación de maíz, son de las más grande de Galicia, ya que su diámetro ronda los 60 metros, cuando la media gallega ronda los 20.

A su vez, Friol, explica Moure, señala que este concello es uno de los más prolíficos en cuanto a mámoas inventariadas, con alrededor de 270, distribuidas en necrópolis megalíticas del Neolítico. La densidad de este patrimonio en Friol es de 0,92 túmulos por kilómetro cuadrado, «duplicando a densidade doutras áreas con importante presenza deste tipo de monumentos».

El enterramiento más conocido es la mámoa de Mouruxoxa, en Cotá, que está declarada BIC

Votación
10 votos
Etiquetas
Friol Xunta de Galicia Terrorismo