Una bodega de Amandi pide el primer permiso para vendimiar

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El consejo regulador de Ribeira Sacra recibió la primera solicitud para iniciar la vendimia de este año. La presentó la bodega de Mari Carmen Rodríguez, de la subzona de Amandi, que elabora el vino Viña Fieira. La producción procede de los viñedos familiares de esa zona del Sil, situados en lo más hondo de la ribera, en un terreno muy rocoso donde la maduración de la mencía resulta especialmente precoz.

«A uva esa moi boa, haina que anda xa nos trece graos e medio. A nosa viña toca na auga e iso nótase», dice Ramón Fernández, responsable de los viñedos de esta pequeña bodega. El consejo regulador, según explica, todavía no respondió a la solicitud que presentaron para vendimiar el próxima sábado. Como es habitual, las uvas de A Frieira saldrán de la viña en barca hasta algún punto con buen acceso en el que puedan ser cargadas en el tractor.

Vuelta a la normalidad

Si el consejo regulador accede a la solicitud presentada por esta bodega de Amandi, la vendimia arrancará este año quince días más tarde que en la pasada campaña, en la que Algueira y Val de Quiroga iniciaron la recogida de uvas blancas el primero de septiembre. Viticultores y técnicos coinciden en apuntar que se trata de una vuelta a la normalidad, tras años en los que la maduración llegó con un adelanto inusual.

La lentitud del ritmo de maduración en esta cosecha puede resultar muy beneficiosa para la calidad de los vinos en general y de los tintos en particular, que posiblemente alcancen un mayor equilibrio entre grado y acidez. En estos últimos, el contraste entre las temperaturas diurnas y nocturnas de finales de agosto podría propiciar la presencia en la uva de sustancias que favorecen la calidad y longevidad de los vinos.

Más información