La Liga confirma la suspensión del Celta-Real Madrid por los desperfectos en la cubierta de Balaídos

El viento levantó 40 metros de cubierta en Balaídos en la noche de ayer y el alcalde ha asegurado que no se puede utilizar el estadio por riesgo para los espectadores

Suspendido el Celta-Real Madrid por los desperfectos en la cubierta de Balaídos El viento levantó 40 metros de cubierta en Balaídos en la noche de ayer y el alcalde ha asegurado que no se puede utilizar el estadio por riesgo para los espectadores

Vigo 04/02/2017 21:27 h

A pesar de la presión del Real Madrid, el partido de este domingo en Balaídos no se jugará. Finalmente, la Liga ha confirmado la suspensión del duelo que el Celta debería haber jugado contra el equipo blanco, haciendo caso a los consejos de las autoridades municipales de Vigo, que desaconsejaban celebrar el partido por los problemas de seguridad en Balaídos. Técnicos del Concello han estado evaluando toda la mañana la posibilidad de suspender el partido de mañana frente al Real Madrid, previsto para las 20.45 horas. El temporal dejó su huella anoche en el estadio vigués de Balaídos al arrancar el viento unos 40 metros de la cubierta de la grada de Río, concretamente encima de la zona reservada para la afición visitante. A las dos de la tarde, el Ayuntamiento ha decidido suspender el partido, ante el posible riesgo para los espectadores. Los técnicos municipales consideran «imposible el uso del estadio de Balaídos con garantías de seguridad».

La decisión final la tomó el alcalde de Vigo después de inspeccionar el recinto en compañía de los técnicos municipales y del Celta. Al término de esa visita Abel Caballero aseguró que «tanto el presidente del Celta como yo estamos de acuerdo con el dictamen de los técnicos y así se le va a comunicar al Real Madrid y a la Liga». Según ha explicado el regidor, los técnicos del Celta también han participado de la evaluación de riesgos. «El viento sigue moviendo algunas chapas. Es imprescindible que los bomberos las afiancen pero no se puede utilizar la escalera con este viento porque es peligroso para los propios profesionales. Hay que esperar que el tiempo calme y es probable que la obra requiera de días», ha dicho Caballero.

El incidente sucedió al filo de las diez de la noche del viernes, coincidiendo con el cambio de turno de Citroën. Fueron precisamente los trabajadores de la fábrica los que alertaron de la situación, que no tuvo ningún tipo de consecuencia y que en un principio no se creyó que pudiera hacer peligrar la disputa del partido de mañana con el Real Madrid.

Esa zona no se podrá cubrir para el encuentro, pero apenas había demanda de entradas. Berizzo se ha referido esta mañana a la posibilidad de la suspensión: «Nosotros estamos en un buen momento futbolístico, pero quiero que la gente lo disfrute. Lo prioritario es el cuidado del espectador, que se piense en el aficionado. Debe ser protegido», ha dicho.

La grada de Río, que no ha sufrido cambios desde 1982 con motivo del Mundial de fútbol, es una de las que está pendiente de transformación. El pasado miércoles, los aficionados situados en la última fila de Río Alto también sufrieron las goteras.

El Madrid quería jugar

Ante las noticias que llegan de Vigo, la reacción del Madrid fue de todo menos comprensiva. El club blanco busca apurar todas las opciones para evitar la suspensión del partido, alegando que no tiene más fechas disponibles en cuanto se reanude la Champions. Incluso están planteando la posibilidad de que el Celta-Real Madrid se juegue fuera de Galicia, ignorando el hecho de que el club vigués ha vendido casi todo el papel en taquilla. Pero la Liga confirmó sobre las 21 horas de esta noche que el partido no se va a celebrar. La Liga ahora «propondrá posibles fechas para disputar el citado partido escuchando la opinión de los clubes y los operadores de televisión, para que el presidente de la RFEF decida, como indica el procedimiento del reglamento federativo».

A mayores, a la crisis se ha sumado el Alavés, quien ante la perspectiva de que el Celta no juegue este domingo, ha pedido el aplazamiento del partido de vuelta de las semifinales de Copa del Rey programado para el jueves. Esgrimen que competirían en desigualdad de condiciones ante el mayor descanso de los celestes.

Votación
12 votos
Comentarios