: La explosión mortal de Ferrol se produjo en una fábrica en pruebas

Un trabajador murió y otro sufrió quemaduras en una pierna

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un trabajador resultó muerto ayer y otro con quemaduras en una pierna en una explosión ocurrida en una fábrica de biorresinas que se estaba montando en Catabois, Ferrol. El accidente laboral ocurrió pasadas las doce y media de la mañana y la explosión se escuchó a gran distancia. La humareda posterior se veía desde la ciudad.

El fallecido es Armando Miguel Pintaner Martínez, de 35 años y vecino de Zaragoza. Se encontraba en las instalaciones que Sitagreen tiene en una antigua nave de distribución de revistas y periódicos, en el pequeño polígono industrial situado cerca del complejo hospitalario público de Ferrol. Resultó con graves quemaduras Daniel P. L., de 32 años, que fue trasladado al servicio de urgencias próximo y de allí a la unidad de quemados del Chuac. Una empleada de una empresa cercana, parece que Bodycar, María de los Ángeles B. G., de 42 años, también resultó lesionada, si bien de menor gravedad.

Este hecho, que la explosión alcanzase a una persona que se encontraba fuera de la nave siniestrada, da una idea de lo ocurrido. Solo quedó en pie la estructura de acero de la instalación y los dos depósitos altos.

Sitagreen (Sistema Integral de Tratamiento de Agua) ha señalado que las causas del accidente se desconocen por el momento. Una portavoz ha explicado que los dos trabajadores se encontraban realizando pruebas de los equipos y de la instalación de la planta de ozonolisis. Iba a ser una planta piloto de biorresinas, producidas a partir de aceitas vegetales y no de derivados del petróleo, de ahí el prefijo bio.

Comprobando el material

En la fábrica se encontraba personal propio y de la contrata instaladora y se realizaban las pruebas para ver si todo funcionaba correctamente. Sobre el terreno, personal que participaba en la extinción y control de la situación, explicó que la explosión se originó al poner en marcha un generador eléctrico instalado en la misma planta y se cree que se debió a la acumulación de gases inflamables. Se da la circunstancia de que la zona industrial, a pesar de su pequeña extensión, concentra un significativo número de empresas y los garajes y vestuarios de Urbaser, la compañía de limpieza de Ferrol. Uno de los turnos se incorporaba al trabajo poco después.

Por eso, la primera tarea en la que se aplicaron los bomberos de Ferrol fue enfriar los enormes tanques que quedaron a la vista tras reventar todas las paredes exteriores de la nave. El cadáver del trabajador fallecido fue trasladado por un furgón funerario al centro de autopsias.

El juez Morán Llordén, que hace su última guardia en Ferrol porque será destinado a los juzgados de A Coruña, fue quien incoó las diligencias del suceso. Era ayer su último día de guardia y le correspondió también atender el accidente mortal de As Pontes.

Más información Selección realizada automáticamente