Alerta en Galicia por otro temporal «invernal»

Una ciclogénesis explosiva generará de madrugada vientos de más de 100 km/h y fuertes lluvias en A Coruña y Pontevedra

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Desde esta tarde Galicia comenzará a notar los efectos de otra ciclogénesis explosiva que llega desde el sur de Islandia. «Es una borrasca que se va a profundizar muy rápido y también va a pasar muy rápido. Va a ser un temporal de invierno en toda regla, aunque en esta época, casi empezando mayo, sea algo fuera de lo común», explica Lino Naranjo, de MeteoGalicia.

Desde las seis de la tarde de hoy y hasta la medianoche se prevén vientos de entre 80 y 100 kilómetros por hora en el noroeste de A Coruña y A Mariña, y mañana, con la alerta amarilla activada en toda Galicia, podrían superar los 100 en puntos de la costa y zonas altas. Además, desde esta medianoche y hasta mañana a las nueve se prevén acumulaciones en 12 horas de más de 40 litros de lluvia en las provincias de A Coruña y Pontevedra, por lo que se ha fijado la alerta amarilla. En una hora podría haber precipitaciones de hasta 15 litros según las previsiones de MeteoGalicia.

A esto hay que sumar la alerta de nivel naranja en el litoral gallego durante todo el día de mañana por olas de hasta 6 metros de altura.

Ante esta alerta, la Xunta recuerda a la población la importancia de seguir las medidas de protección como evitar aproximarse a diques o rompientes con el fin de prevenir un eventual golpe de mar que pueda arrastrar personas u objetos así como vigilar las caídas de objetos desde balcones o fiestas.

Ayer, vientos de hasta 94 kilómetros por hora

Ayer una borrasca situada al sur de Inglaterra generó ayer importantes rachas de viento en la costa noroeste de A Coruña y en A Mariña, donde se alcanzaron rachas máximas de 94 kilómetros por hora (Cedeira), 79,3 (Burela) y 78,9 (Malpica), y olas de entre 4 y 5 metros de altura (alerta naranja). De hecho, el mal estado de la mar obligó al Dolphin Jet, un catamarán danés de bandera chipriota de 87 metros de eslora y 24 de manga, a refugiarse ayer en el puerto de A Coruña. A primera hora de la madrugada, el barco interrumpió su viaje entre Tánger y Alemania para poner rumbo a la ría de Ares, donde permaneció hasta el mediodía. Después se dirigió a la dársena coruñesa, donde está previsto que permanezca dos o tres días.

El catamarán danés «Dolphin Jet», ayer, resguardado en el puerto de A Coruña. gustavo rivas