Un fuego iniciado en un aerogenerador calcina más de veinte hectáreas en Outes

El incendio seguía activo ayer al anochecer en el monte Tremuzo

$tituloImg.$pieImg

ribeira / la voz 27/03/2012 07:00 h

Habitualmente, los incendios forestales empiezan en el monte y luego se acercan a casas o amenazan otros bienes materiales. Ayer, en el municipio coruñés de Outes, los hechos se produjeron al revés. Las llamas se iniciaron en un aerogenerador de un parque eólico, que gestiona Iberdrola, en el monte Tremuzo. Y, a partir de ahí, se produjo un fuego forestal que, a media tarde, había devorado ya más de veinte hectáreas. Al cierre de esta edición, el foco continuaba activo y sin controlar.

Todo ocurrió sobre las dos y media de la tarde. Según informó la empresa Iberdrola, uno de los molinos de viento del parque eólico empezó a arder. Aunque hasta el lugar se desplazó rápidamente tanto el Grumir de Noia como los bomberos de Boiro, nada se pudo hacer para que los restos no se fuesen esparciendo por el monte, lo que provocó focos de fuego.

A partir de ahí, la historia es similar a la de otros incendios forestales: los medios se multiplicaron, pero lo seco que está el terreno jugó en contra y, a media tarde, Medio Rural indicaba que ya se había pasado de las veinte hectáreas calcinadas.

Foco en A Coruña

Por otra parte, un fuego quemó ayer por la tarde unos tres mil metros cuadrados de monte bajo y eucalipto en Feáns, en el municipio de A Coruña. El incendio se inició hacia las cinco de la tarde, y minutos después un equipo del servicio contraincendios coruñés acudió al lugar para sofocar las llamas. Los bomberos permanecieron trabajando en el lugar alrededor de una hora. A las labores de extinción se unió más tarde una brigada de la Xunta. El fuego no amenazó a personas ni a casas.

Votación
8 votos