Rajoy defiende el bipartidismo frente a «partidos estrafalarios»

«No he cumplido con mis promesas electorales, pero sí con mi deber», dice

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Rajoy rechazó ayer en Madrid llevar a cabo una investigación parlamentaria, al margen de la judicial, sobre el caso Bárcenas. Susana Vera Reuters

Mariano Rajoy hizo ayer una defensa cerrada del bipartidismo en España para frenar el surgimiento de «partidos estrafalarios», como ha sucedido en otros países de la Unión Europea. Así lo dijo en una breve entrevista abierta al público con el editor de The Economist para América, Michael Reid, tras su intervención en el foro organizado por el prestigioso semanario británico. Se refería a formaciones importantes de extrema derecha, antieuropeístas o antisistema que están emergiendo en toda Europa. Explicó que los países «con mayor estabilidad y donde más organizada está la convivencia» son aquellos en que los grandes partidos se turnan en el poder. Rechazó que el bipartidismo esté en crisis, ya que todas las encuestas siguen situando al PP como primer partido y al PSOE en segundo lugar.

De esta forma trataba de minimizar la crisis política, aunque avanzó que anunciará reformas en el debate sobre el estado de la nación de la próxima semana, pero resaltó: «España es un país serio, con controles, donde las instituciones funcionan». Descartó reformar la Ley Electoral, que en todo caso solo acometería «con un amplio consenso», no por mayoría.

Afán reformista

El presidente del Gobierno rechazó la posibilidad de llevar a cabo una investigación parlamentaria o independiente, al margen de la judicial, sobre el caso Bárcenas -a quien sigue sin nombrar-, argumentando que ya había encargado una auditoría del PP.

Tuvo que admitir el incumplimiento de su programa electoral, con mención expresa de la subida de impuestos. «No he cumplido con mis promesas electorales, pero al menos tengo la sensación de que he cumplido con mi deber», afirmó. Mariano Rajoy dio por despejadas las dudas sobre la sostenibilidad de las cuentas públicas y pronosticó que en la última parte del 2013 y en el 2014 la economía recuperará tasas positivas de crecimiento del PIB. «El afán reformista de este Gobierno ni se distrae ni flaquea ni se agota», manifestó para añadir: «Hemos hecho mucho, pero no es suficiente». Asimismo, defendió la reforma laboral, que «ya está dejando ver su efecto en la economía española».

Saber más...