Radio Exterior dice que en el apagón de la onda corta no habrá marcha atrás

«Ha sido una decisión dura, pero sopesada y necesaria», alega su director

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Antes que dirigir todo el conglomerado de Radio Exterior de España (REE), Antonio Szigriszt fue responsable de Informativos, de Programas e, incluso, presentador de Españoles en la Mar. Y más de uno de los programas que condujo se emitió desde el puente de un barco en alta mar. Así que no le queda otra que admitir que es una «decisión dura para cualquier medio de comunicación», pero también «sopesada» y «necesaria» por el alto coste de mantener el servicio: 1,2 millones de euros al año, a lo que hay que sumar, dice, otros gastos que hacían duplicarse esa inversión. Ahora bien, Szigriszt es rotundo: «En principio, no hay marcha atrás» en la supresión de las emisiones de Radio Exterior de España a través de onda corta. Y todo a pesar de que han recibido en torno a medio centenar de correos electrónicos que, «no han saturado» la bandeja de entrada, pero sí han dejado buena prueba del malestar que existe entre los marineros. Es una «tecnología cara», que ha quedado obsoleta, y que en las circunstancias económicas actuales no se puede mantener.

El director de la emisora de Radio Nacional de España para el extranjero es consciente de que habrá barcos -se resiste a decir que muchos-, que dejarán de recibir el servicio, pero sostiene que hay medios alternativos. Alude a la posibilidad de recibir la señal que antes les llegaba por onda corta a través de Internet, aunque admite que el precio de la conexión la deja fuera del alcance de muchas embarcaciones. Y habla también de receptores de radio por satélite, canal por el que se emitirá de forma gratuita y en abierto. Es una tecnología que desconocen en el sector pesquero, pero que dan por hecho que está fuera del alcance de su nivel adquisitivo.

Análisis de alternativas

Antonio Szigriszt, que ayer rememoraba la revuelta de la flota del Índico cuando dejaron de recibir por radio el programa Tablero Deportivo y no podían enterarse de los resultados de fútbol, señala, no obstante, que se está en negociaciones con otros organismos para dar una alternativa a aquellos colectivos que con el apagón en la onda corta dejen de recibir Radio Exterior y se queden sin posiblidad de acceder a ella. «Los técnicos están preparando un modo de recepción alternativo con el ministerio [no quiso especificar cuál]». En el caso de las oenegés oyentes y los cooperantes que sintonizaban desde otros países, la cuestión quedará solventada en una semana. Pero la solución para la gente del mar «sigue un camino distinto». Lo cierto es que, según avanzó, «habrá un dinero que gastarse».

Con respecto a la procedencia de las quejas y peticiones de reposición de la onda corta destacaba Cuba, que emplea Radio Exterior para escapar de los noticiarios del régimen castrista.