Montoro incendia el naval al afirmar que en Ferrol hay mucho trabajo

Unos 2.000 operarios se movilizaron en Santiago para pedir el dique y el inicio del flotel

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, incendió ayer al naval ferrolano al asegurar en la sesión de control al Gobierno que los astilleros de Navantia no solo tienen una ocupación «realmente alta», sino que «afortunadamente, en El Ferrol (sic) hay carga [de trabajo] garantizada para bastante tiempo». Estas declaraciones las realizó el ministro del que depende la Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI), único accionista de Navantia, y en una jornada en la que unos 2.000 trabajadores de las antiguas Astano y Bazán y de sus compañías auxiliares protagonizaron una manifestación en Santiago para advertir de la parálisis a la que se enfrenta el sector si no arranca el contrato para la fabricación del buque para la petrolera mexicana Pemex y se autoriza la construcción de un dique flotante que generaría unos 900 empleos durante dos años.

El naval ferrolano no renuncia a este proyecto, pese a que Navantia y su dueño aseguran que la Unión Europea es la que impide la luz verde al proyecto, ya que su financiación podría considerarse ayudas de Estado ilegales. Ayer, en respuesta a la diputada del BNG Rosana Pérez, que le preguntó por qué se había desestimado la construcción del dique, el ministro le respondió que el Gobierno «no ha descartado nada», aunque no mencionó expresamente la infraestructura, declaración que fue aplaudida por los diputados gallegos del PP. Pero Montoro no se quedó ahí y dibujó una Navantia gallega a corto plazo sin problemas de trabajo. «En Navantia Ferrol en el mes de marzo se van a empezar a cortar chapas y la ocupación es realmente alta», insistió, obviando la continua sangría de empleos que sufren los astilleros, que han perdido ya más de 1.800 puestos de trabajo.

Y la situación se complica cada semana que pasa. Ignacio Naveiras, portavoz del comité de empresa de Navantia Ferrol, rebatió al ministro y advirtió ante las puertas del Parlamento gallego, en donde culminó la movilización, que el próximo septiembre toda la plantilla directa del astillero -2.300 personas- estará sin trabajo y la industria auxiliar en el paro. Por ello, reclamó a la Xunta que cumpla con sus compromisos, ya que en precampaña electoral apostó por el dique flotante y apadrinó los contratos para la ejecución de sendos buques hotel en Barreras y Navantia. Los acuerdos se firmaron en septiembre y aún se desconoce la fecha de inicio de su construcción, aunque Montoro la situase en marzo. Después de que Feijoo anunciase que pedirá a Pemex una prórroga para que Barreras consiga el aval necesario para la obra, Naveiras aseguró que «Ferrolterra no puede esperar cuatro semanas más» y pidió a la Xunta que se inicie de inmediato la construcción del flotel ferrolano. Naveiras subrayó que los trabajadores de Navantia apoyan a la plantilla de Barreras para la fabricación del otro barco, y de hecho a la movilización de ayer asistieron trabajadores de esa factoría. Entre ellos, el secretario de la Federación de Industria de CC.OO. de Vigo, Ramón Sarmiento, quien instó a la Xunta a actuar en sus competencias y ayudar a resolver los problemas de financiación de los astilleros.

También estuvieron en la movilización los alcaldes de Ares, Julio Iglesias (PSOE), y San Sadurniño, Secundino García (BNG), así como diputados del PSOE, AGE y BNG. Si bien los trabajadores no llegaron a acceder a O Hórreo, blindado por los antidisturbios, por la tarde el debate sobre el naval continuó. El conselleiro de Industria insistió en que la Xunta ya ha conseguido trabajo para el sector.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión