Las ventajas de repostar el primer día de la semana

Competencia y la Comisión Nacional de la Energía investigan por qué los combustibles se abaratan los lunes

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los lunes se obra el milagro. Gasolina y gasoil se abaratan al alimón en todas las estaciones de servicio del país para ir escalando lentamente a medida que avanza la semana. Ocurre así desde hace meses y las comisiones de Competencia y de la Energía analizan este extraño «fenómeno sospechoso», como lo califican desde uno de esos dos organismos estatales. ¿Será casualidad? ¿Será un movimiento coordinado de precios? Tiene pinta de ser lo segundo, pero ¿por qué ocurre así? Eso es lo que tratarán de esclarecer Competencia y Energía y si hallan indicios de que se pactan precios en los combustibles, multa a las operadoras. Pero este extremo es difícil de demostrar, de hecho, pese a las sospechas, no se ha podido verificar hasta el momento.

Respuestas oficiales aparte, el sector de las gasolineras tiene bien claro qué ocurre para que los lunes caigan los precios de los carburantes. Es el maquillaje que aplican las petroleras a las cotizaciones el mismo día que envían a Bruselas los datos de la semana. Las autoridades comunitarias elaboran cada siete días un boletín con las cotizaciones medias de los combustibles de automoción antes y después de impuestos. Las principales petroleras bajan el precio los lunes para que las cifras que aparecen en el informe semanal se mantengan en niveles medianamente razonables para no alarmar a Gobierno y consumidores.

Este fenómeno empezó a tomar forma tras el verano. En agosto pasado, las cotizaciones de gasolina y gasoil alcanzaron máximos históricos: la primera llegó a costar 1,52 euros el litro y el segundo, 1,43. El escándalo fue tal que tuvo que intervenir el ministro de Industria, José Manuel Soria, quien lanzó un mensaje de advertencia a las petroleras para que mantuviesen a raya los precios. Lo hizo Soria en una reunión con los directivos de las principales empresas del sector. Tras el encuentro, de forma milagrosa, las cotizaciones empezaron a bajar. La versión oficial de la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) es que las compañías no intervienen en los precios de los carburantes, sino que estos vienen marcados por las cotizaciones internacionales y los impuestos. Es decir, que el descenso de precios tras la reunión con el ministro fue un fenómeno fortuito, como lo es también el efecto lunes.

Más clientes

Sea como fuere, los dueños de las estaciones de servicio agradecen que se abaraten algo los combustibles al menos un día a la semana. Fuentes de ese sector confirman que los clientes ya controlan esos vaivenes y los lunes hay más trasiego de vehículos para repostar.

¿Cuánto se puede ahorrar llenando el depósito un lunes? No mucho, pero se pueden arañar unos tres o cuatro céntimos menos por litro, según fuentes del sector. Pero los precios son dispares de estación a estación, aunque las de las marcas suelen tener cotizaciones parecidas, pero no siempre.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Un ejemplo del efecto lunes. La evolución de los precios en una misma gasolinera de A Coruña de lunes a domingo pasado muestra subidas de hasta cuatro céntimos por litro. manuel marras