El rey golpea a su chófer