La operación a Borja Oubiña reveló que su ligamento estaba destrozado

Dentro de dos o tres meses volverá a pasar por el quirófano para insertarle un nuevo músculo en su rodilla


Borja Oubiña fue operado ayer en el Hospital Quirón de Barcelona por el doctor cirujano y traumatólogo Ramón Cugat, y con la presencia del jefe de los servicios médicos del Celta y de la selección española, Juan José García Cota. La artroscopia que le practicaron al capitán del equipo vigués revela, tal y como se esperaba de antemano, que el ligamento cruzado de su rodilla izquierda está totalmente dañado. Esto provocará que en un plazo, nunca inferior a dos o tres meses, el centrocampista vuelva a pasar por la mesa de operaciones por lo que su recuperación tardará en producirse un mínimo de diez u once meses.

En la operación de ayer, los doctores procedieron a la limpieza de la articulación. Se trataron las lesiones del cartílago con unas perforaciones. El ligamento cruzado que le habían colocado se los sacaron porque «no era competente», según explicaba anoche el doctor Cota.

En la intervención, que concluyó cerca de la media noche, le sacaron el tornillo que sujetaba el ligamento cruzado en la parte inferior. También le hicieron un injerto de hueso para sujetarlo. Además le metieron factores de crecimiento. Ahora solo queda la espera de la segunda operación en la que se le colocará al futbolista celeste un nuevo ligamento cruzado.

Oubiña se pierde como se esperaba lo que resta de esta temporada, y será en la próxima, cuando termina su contrato con el Celta, cuando intente volver a jugar al fútbol. Esto significa que contando la actual campaña, Oubiña se pasará casi tres temporadas en blanco, ya que en la pasada Liga solo pudo disputar quince partidos, y dos en la anterior.

El centrocampista celeste se lesionó de gravedad el 22 de septiembre del 2007 cuando se estrenaba como titular con el Birmingham ante el Liverpool en Anfield Road. Su lesión se produjo tras una entrada del holandés Dirk Kuyt. Pocos días después le operaron en Vigo Genaro Borrás y Mario Galán. Se perdió toda la temporada y el Birmingham renunció por anticipado a su cesión, por lo que se reincorporó inmediatamente al Celta, con el que volvió a jugar el pasado curso sin alcanzar un rendimiento óptimo. Su lenta recuperación incluso le obligó a pasar revisión en la consulta del doctor Cugat, que le realizó una artroscopia hace casi un año y medio antes de retomar el tratamiento conservador.

Oubiña recibirá el jueves o viernes de esta semana el alta hospitalaria para poder regresar a Vigo. Después tendrá que esperar el período estipulado para regresar a Barcelona e intentar lo que busca desesperadamente, que su rodilla vuelva a ser apta para jugar al fútbol.

Votación
7 votos