El Dépor vuelve a medir los tiempos

Tras la premura del verano pasado, las incorporaciones y salidas se cocinan a fuego lento

.

a coruña / la voz 19/06/2017 05:00 h

El verano futbolístico avanza. Mañana se cumple un mes desde que acabó la Liga y quedan 16 días para que arranque la pretemporada en Abegondo, pero el Deportivo apenas conoce un movimiento en la plantilla, el del retorno de Guilherme en propiedad. No es una novedad. Si se pasa la página del verano pasado, este es el ritmo al que la dirección deportiva cierra operaciones: a fuego lento, mientras mide los tiempos, repasa de nuevo las posibilidades y sopesa cada uno de los euros que se gasta. Una responsabilidad con poco que envidiar.

La cantada vuelta del brasileño estrena el cuaderno del verano 2017, en el que a estas alturas de los tres últimos mercados estivales (los posteriores al ascenso más reciente) ya se habían escrito las primeras líneas. Todo comenzó con la renovación de Lopo el 14 de junio del 2014, la de Juan Domínguez el 5 de junio del 2015 y el fichaje de Çolak el 27 de mayo del 2016. Nunca hasta la incorporación del mediapunta turco el Deportivo había inaugurado el capítulo de llegadas antes siquiera de que comenzase el sexto mes del año.

Un repaso a los refuerzos de los últimos años permite recordar que Canella, la primera cara nueva del 2014, se hizo esperar hasta el 26 de junio, mientras tal día como ayer del 2015 se cerraba el acuerdo para que Fernando Navarro, el más madrugador de aquel mercado, vistiese la camiseta blanquiazul. Y que a estas alturas del verano del 2016 ya se habían anunciado tres fichajes (el citado Çolak, Fayçal y Bruno Gama), mientras estaba al caer el siguiente, Borja Valle.

.

Deberes

Los deberes siguen acumulándose sobre la mesa del club, con un puñado de nombres propios que negocian su futuro. Tras la continuidad de Guilherme ¿acabará por plasmarse también la de Juanfran, la de Carles Gil o la de Roef? Además, al escaso número de llegadas se une la falta de salidas, donde se acumulan las incógnitas. ¿Algún cedido deportivista tendrá cabida en la plantilla de la nueva temporada? ¿Qué pasará con Juan Domínguez, Róber y Riera, a los que le queda un año de vinculación? ¿Habrá cerrado Lux su paso por el Deportivo?

Si la pretemporada comenzase hoy mismo, Mel dispondría de una plantilla compuesta por 24 futbolistas con contrato (los porteros Tyton y Rubén; Insua, Róber, Saúl, Navarro, Albentosa, Sidnei, Arribas, Laure y Luisinho, defensas; los centrocampistas Mosquera, Çolak, Fayçal, Bruno Gama, Borges, Juan Domínguez, Borja Valle, Bicho, Cartabia, Álex Bergantiños y Guilherme; Andone y Riera como delanteros), así como dos jugadores de la base, el meta Francis y el mediocentro Edu Expósito.

Mientras el mercado avanza adormilado, casi como si le costase comenzar a rodar, al habitual ritmo pausado del Deportivo se añade una vez más el lastre de sus propios problemas económicos. Esta vez aún no sabe a qué techo real de gasto atenerse, pendiente de cómo lidiar con esos 21,8 millones de euros que debe incorporar a su deuda privilegiada. Es otra dificultad añadida a un verano que todavía debe arrancar.

 

Votación
10 votos
Comentarios